Por: Redacción Tecnología| EFE • Colombia.com

La misión AX-1 logró amerizar con éxito en la Tierra tras su visita a la EEI

La cápsula Dragon de la misión Axiom 1 (AX-1), la primera enteramente privada, logró amerizar sin contratiempos. 

Actualización
Los astronautas no iban de "turismo espacial" y debieron pagar una alta suma para poder ir a la EEI. Foto: EFE
Los astronautas no iban de "turismo espacial" y debieron pagar una alta suma para poder ir a la EEI. Foto: EFE

La cápsula Dragon de la misión Axiom 1 (AX-1), la primera enteramente privada, logró amerizar sin contratiempos. 

La cápsula Dragon de la misión Axiom 1 (Ax-1), amerizó este lunes con éxito en aguas de la costa de Florida (EE.UU.), concluyendo así el periplo de 17 días de cuatro astronautas de la compañía Axiom.

Tal como estaba previsto, la cápsula Dragon Endeavour, ayudada por el despliegue de cuatro paracaídas, cayó de manera controlada en aguas atlánticas cercanas a Jacksonville, en la costa noreste de Florida, lugar donde varias embarcaciones de la compañía privada SpaceX acudieron a recogerlos. 

Imágenes de Axiom Space y de SpaceX mostraron el momento de la entrada óptima de la cápsula en la atmósfera terrestre, el suave amerizaje y la aproximación inmediata de las lanchas y el barco de recuperación de la cápsula, que fue izada a bordo de una embarcación con la tripulación en el interior.

"Bienvenidos de vuelta a la Tierra. Esperamos que hayan disfrutado del viaje". Estas fueron algunas de las palabras que dirigió a la tripulación la sala de control del Centro Espacial Kennedy de la NASA en Cabo Cañaveral (Florida). Una larga salva de aplausos se escuchó en la sala de control en el momento en que se activó con éxito el sistema de apertura de los paracaídas, ya en la atmósfera terrestre, y cuando la cápsula cayó en aguas de la costa floridana bajo un cielo totalmente despejado.

Una vez izada la aeronave con grúas y depositada en la cubierta del barco, operarios de la firma SpaceX procedieron a abrir el sellado de la compuerta de acceso al interior de la cápsula, cuya superficie mostraba grandes marcas por el roce con la atmósfera terrestre.

Una vez abierta la compuerta, los cuatro astronautas saludaron con alegría sonriendo y levantaron el dedo pulgar en señal de aprobación por lo realizado. Poco después, uno a uno, con andar dificultoso, los cuatro civiles fueron abandonando la cápsula ayudados por personal del equipo de SpaceX.

Antes de partir de la EEI, el comandante de la misión, el hispano-estadounidense Michael López-Alegría, que antes formó parte de la NASA y realizó varios viajes espaciales con la agencia estadounidense, dijo por radio al centro de control en Houston que había sido una aventura "más larga y fascinante de lo que pensaban".

Junto a él participaron en esta misión los empresarios Larry Connor, de EE.UU., Mark Pathy (Canadá) y Eytan Stibbe (Israel), los cuales, según medios de EE.UU., pagaron 55 millones de dólares cada uno a la compañía Axiom Space, responsable y organizadora del viaje. 

Artículos Relacionados

+ Artículos