Por: Jessica Mutis • Colombia.com

Nuevo cráter doble en la Luna después de que un cohete misterioso la chocara

Para los científicos, este suceso representa un enigma por resolver puesto que nunca antes ninguna nave había dejado.

Doble cráter en la luna se dio por un cohete colisionó el pasado 4 de marzo. Foto: Shutterstock
Doble cráter en la luna se dio por un cohete colisionó el pasado 4 de marzo. Foto: Shutterstock

Para los científicos, este suceso representa un enigma por resolver puesto que nunca antes ninguna nave había dejado.

En principio, los investigadores dieron a conocer que el cuerpo de un cohete colisionó el pasado 4 de marzo de manera misteriosa con la Luna, dejando dos cráteres como resultado que se superponen, el que está más hacia el este, mide 18 metros mientras el del oeste 16. Este encuentro fue el resultado del descubrimiento de una pieza de cohete que vieron y trataron de saber su ubicación exacta identificando los cráteres en la búsqueda. 

Las imágenes llegaron gracias al Orbitador de Reconocimiento Lunar (LRO), el ojo en el cielo de la NASA en órbita alrededor de la Luna, tomadas el 25 de mayo. Esta es la primera vez, que se identifica un trozo de basura espacial que chocó involuntariamente contra la superficie lunar, hasta donde saben los expertos. Sin embargo, algunos cráteres son el resultado de la colisión deliberada de naves espaciales contra la Luna.

Anteriormente habían sido notados cuatro cráteres del Apolo SIV-B que tenían un contorno algo irregular (Apolos 13, 14, 15, 17) y eran sustancialmente más grandes (más de 35 metros) que cada uno de los cráteres dobles. El ancho máximo (29 metros) del cráter doble del misterioso cuerpo del cohete estaba cerca del de los S-IVB, según explica la NASA.

Fue a principios de este año cuando el cohete no identificado puso en alerta a los científicos cuando se identificó como una etapa superior de SpaceX, que había lanzado el Observatorio Climático del Espacio Profundo de la NASA, al punto Lagrange L1 Sol-Tierra, en 2015. No obstante, los cálculos desecharon esa idea, así que los astrónomos creyeron que el cuerpo era parte del propulsor Long March 3, que lanzó la misión china Chang’e 5T1, en 2014. A pesar de esto, el país negó la afirmación y el misterio sigue.

Actualmente, por parte de las agencias espaciales, no se hacen seguimientos a los deshechos espaciales que están muy alejados de la Tierra, razón por la cual esta situación insiste en la necesidad de hacer vigilancia más cerca. 

De acuerdo a un informe de la NASA detallado por CNN hay al menos 26.000 piezas de basura espacial en órbita alrededor de la Tierra que tienen el tamaño de una pelota de béisbol que podrían destruir un satélite si lo impactan. También habría más de 500.000 objetos del tamaño de una canica y más de 100 millones del tamaño de un grano de sal.
 

 

Artículos Relacionados

+ Artículos