Por: Jessica Mutis • Colombia.com

Tripulación colombiana realizó en Polonia por primera vez una misión espacial simulada

La misión análoga de la que hicieron parte el pasado mes de agosto, cinco colombianos pertenecientes a la Fuerza Aérea Colombiana, tenía entre sus objetivos dirigir varios proyectos propuestos por los tripulantes.

De la misión participaron el pasado mes de agosto, cinco colombianos pertenecientes a la Fuerza Aérea Colombiana. Foto: fac.mil.co
De la misión participaron el pasado mes de agosto, cinco colombianos pertenecientes a la Fuerza Aérea Colombiana. Foto: fac.mil.co

La misión análoga de la que hicieron parte el pasado mes de agosto, cinco colombianos pertenecientes a la Fuerza Aérea Colombiana, tenía entre sus objetivos dirigir varios proyectos propuestos por los tripulantes.

El evento se llevó a cabo durante siete días en Rzepiennik, una localidad al sur de Polonia, en un habitad construido y operado por Analog Astronaut Training Center, una compañía privada que fundaron ex profesionales de la Agencia Espacial Europea, el cual está acondicionado para que habiten seis personas, consta de una cocina, áreas de laboratorio e investigación, un gimnasio y un ala que funciona como refugio en caso de emergencia. 

El equipo estuvo conformado por: el Capitán Diego Cortés, piloto y líder del equipo, la Subteniente Ingrid Bejarano, ingeniera electrónica quien se desempeñó como ingeniera espacial de la tripulación; Subteniente Cristhian Campos, licenciado en Biología y Química, ingeniero biomédico de la tripulación; Subteniente Joseph Sequeda, ingeniero de sistemas y oficial de datos de la tripulación y el Doctor Diego Malpica, médico aeroespacial. Se enfrentaron durante 4 meses a un arduo entrenamiento y acondicionamiento físico. 

“Entrenamos cuatro horas diarias, todos los días durante cuatro meses. Buscábamos tener una eficiencia en el gasto de oxígeno, en el gasto aeróbico y energético” comentó el capitán Diego Ernesto de acuerdo a El Espectador. Algunos entrenamientos incluyeron retos como permanecer durante dos minutos en una cámara a menos de 120 grados centígrados, o circuitos de nado en campo abierto en Polonia. Durante esos entrenamientos, los signos vitales de los colombianos eran monitoreados por bandas que tenían sujetas a su cuerpo. 

Según la información oficial, la misión fue denominada THOR - Team of Human Operation Research, y trató de un equipo que adelantó investigaciones humanas en el campo operacional en aislamiento y confinamiento, ésta tuvo por objetivo determinar los cambios del rendimiento psicofísico y la dinámica de equipo, en espacios reducidos, en temperaturas por fuera de los parámetros de confort. 

De acuerdo a El Espectador, de la tripulación de siete colombianos, cinco ingresaron al hábitat y los otros dos tomaron papeles en el centro de control del hábitat, desde donde se deciden las simulaciones que las personas confinadas tendrán que vivir y superar. 

El teniente coronel Jorge Giovanni Jiménez Sánchez, fue uno de los expertos que estuvo afuera dirigiendo la experiencia y comentó “en el centro de control lo que hacíamos era planear, por ejemplo, una emergencia de radiación. Se les avisó que una tormenta de radiación solar estaba sucediendo e iba a impactarlos. Ellos debían entonces proceder, simulando toda la respuesta. Desde el centro de control se analizaban cosas como el comportamiento y el trabajo en equipo, si su proceder cumplía o no con las reglamentaciones, si podrían sobrevivir o no una emergencia de ese tipo real”, actividades que podían durar hasta 13 o 14 horas diarias. 

 

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Tecnología

Lo más leído en Colombia.com