Actualización: Vie, 12 / Jul / 2019 3:47 pm
Colombia.com Bogotá Vie, 05 / Jul / 2019 5:47 pm

Tours históricos en Bogotá, donde la historia y la libertad confluyen

Colombia es un país con una ubicación geográfica privilegiada y una rica herencia cultural bastante diversa.

Tours históricos en Bogotá
Parque de los periodistas en el centro de Bogotá. Foto: Shutterstock

Estos hechos se ven claramente reflejados en ciudades como Bogotá, rebosante de locaciones representativas de la identidad nacional. Sus construcciones y monumentos emblemáticos son aprovechados por las autoridades para organizar eventos conmemorativos en fechas patrias.

La capital neogranadina posee una enorme extensión enclavada en el centro de los Andes colombianos. A pesar del denso tráfico automotor, sus temperaturas agradables hacen disfrutar a los turistas de las vistas y locaciones. El clima es fresco durante la mayor parte del año, con temperaturas diurnas que oscilan entre los 12 y 18 °C. 

Este elemento anticipa un ambiente encantador para los visitantes, quienes además pueden tomar tours gratuitos en Bogotá. Existen opciones de recorridos aptos para todos los gustos, edades y presupuestos. Desde los clásicos, a través de los principales lugares históricos, hasta los alternativos y de aventura. La ciudad también puede transitarse en Transmilenio (tomando ciertas precauciones) para vivir la “experiencia como un bogotano”.

Principales lugares históricos

Barrio La Candelaria: es apreciado por los especialistas académicos como uno de los cascos históricos mejor conservados de Latinoamérica. En su centro se encuentra el lugar de fundación de la ciudad, la Plaza Bolívar. Alrededor de la misma fueron erigidos importantes edificios institucionales como el Capitolio Nacional, el Palacio de Justicia y el Palacio Liévano.

Foto: Shutterstock

Igualmente, alberga destacados recintos religiosos como la Catedral Primada de Bogotá, la Capilla del Sagrario y el Palacio Arzobispal. El interior del barrio contiene numerosas iglesias del siglo XVII y muchísimas casas características de la época colonial. Además de muchos museos dedicados al patrimonio histórico y al arte contemporáneo.

Plaza Bolívar: es la principal de la ciudad. Ha sido objeto de modificaciones importantes desde que fue trazada por los primeros colonizadores españoles. En principio estaba rodeada de casas coloniales y era sede comercial importante como mercado de comida y productos campesinos.

Foto: Shutterstock

Catedral Primada de Bogotá: es una de las atracciones turísticas fijas del casco histórico del Barrio La Candelaria. Fue construida en la misma ubicación en donde existió la primera iglesia levantada en la ciudad en 1539, por decreto del fundador Gonzalo Jiménez de Quesada.

Iglesia San Francisco de Asís: es el templo religioso más antiguo de Bogotá, después de la Catedral Primada. Por lo tanto, es una de las edificaciones coloniales más representativas. Fue levantada por la orden de los hermanos franciscanos entre los años 1550 y 1567.

Museo del Oro: es uno de los sitios fijos para visitar dentro de cualquier tour por Bogotá, posee la mayor exhibición de orfebrería prehispánica del mundo. En total cuenta con casi treinta y cuatro mil piezas distintivas de culturas indígenas, tales como la Muisca, Nariño y Calima. Además de esto presenta elementos representativos de los Tolima, Quimbaya, Sinú, San Agustín y Tayrona, por nombrar algunos.

Foto: Shutterstock

Asimismo, el edificio es un atractivo de la arquitectura moderna, galardonado con el Premio Nacional de Arquitectura del año 1975. Debe su nombre a la famosa “Balsa Muisca”, una pequeña obra de oro y cobre relacionada con la Leyenda del Dorado; la misma fue fabricada por aborígenes muiscas entre los años 600 y 1600 d.C.

Casa de la Moneda: fue la primera casa de la moneda (autorizada) erigida en el Reino de Nueva Granada. Fue fundada en 1621 por el ingeniero Alfonso Trujillo de Yebra. No obstante, su construcción no se completaría hasta el año 1753, bajo la orden del virrey José Solis.

Museo de la Independencia Casa del Florero: su edificación fue llevada a cabo en el siglo XVI. Posee un gran valor histórico nacional como enclave fundamental en el camino a la independencia continental. En ese lugar se efectuó el cabildo abierto y se redactó el Acta de Revolución el 20 de julio de 1810.

Cerro de Monserrate: es una montaña que supera los tres mil metros de altura sobre el nivel del mar. Es usada como punto de referencia por los bogotanos desde la época colonial y se cree que durante el siglo XVI los pelegrinos santafereños acudían allí frecuentemente. La eucaristía se celebraba dentro de la capilla dedicada a la Santa Cruz de Monserrate (cerro de las Nieves, en aquel entonces).

Foto: Shutterstock

El presbítero Pedro Solís de Venezuela inició la ampliación del templo que derivaría en la instauración del santuario Nuestra Señora de la Cruz de Monserrate. Un recorrido alternativo incluye al Santuario del Señor Caído, hogar de una escultura elaborada en 1656. Esta obra es llamada por los fieles: “Santo Cristo Caído a los azotes y clavado en la cruz”.

Como locación turística ofrece una amplia variedad de actividades en la naturaleza y al aire libre. Sus numerosos senderos autorizados son frecuentemente utilizados por caminantes, ciclistas y en competencias deportivas. Desde su imponente cima se pueden apreciar espectaculares vistas panorámicas de la ciudad.

Quinta de Bolívar: este recinto fue otorgado por el Gobierno de la Nueva Granada al Libertador Simón Bolívar. Representa una muestra de agradecimiento por su liderazgo en las guerras de independencia contra la corona española. Igualmente, en esta casa se llevaría a cabo el establecimiento de la Gran Colombia.

El Paisaje Rivas: su construcción fue culminada durante la última década del siglo XIX. Se trata de un pasadizo de comercio inspirado en los centros comerciales parisinos de la época. Ha servido constantemente como sede para convenciones, ferias de libros y variadas actividades recreativas.

El Teatro Colón: este edificio se abrió oficialmente el 27 de octubre de 1892. Se inauguró como parte de actos conmemorativos del 390 aniversario del arribo de Cristóbal Colón a América. Posee todas las características arquitectónicas clásicas de la época, con amplios ventanales, fachadas limpias y balcones destacados.

Foto: Shutterstock

Observatorio astronómico: los bogotanos tienen el honor de albergar el primer observatorio que existió en Hispanoamérica. No es muy conocido debido a que gran parte del año el cielo capitalino se encuentra nublado. No obstante, posee bastante valor arquitectónico representativo como edificio construido a principios del siglo XX.

Jardín Botánico: fue inaugurado en el año 1955 en honor al matemático, naturalista y astrónomo José Celestino Mutis. Es uno de los primeros espacios de investigación y educación botánica de América del Sur. Actualmente es administrado por el gobierno municipal de Bogotá.

Foto: Shutterstock