Por: Redacción Turismo • Colombia.com

Turmequé, Boyacá, cuna del deporte más colombiano que existe

Turmequé, Boyacá, es la cuna del deporte más colombiano que existe; el tejo. Este municipio es bendecido por la naturaleza y cerca de él se encuentra el páramo de Guacheneque, lugar de nacimiento del río Bogotá.

En Turmequé nació el más colombiano de todos los deportes, su majestad el tejo. Foto: Twitter @alcald_Turmeque
En Turmequé nació el más colombiano de todos los deportes, su majestad el tejo. Foto: Twitter @alcald_Turmeque

Turmequé, Boyacá, es la cuna del deporte más colombiano que existe; el tejo. Este municipio es bendecido por la naturaleza y cerca de él se encuentra el páramo de Guacheneque, lugar de nacimiento del río Bogotá.

Cuando los invasores españoles llegaron a las tierras que se disputaban los jefes indígenas Zipa y Zaque se dieron cuenta que los sonidos que sus trompetas producían y que se esparcían por el ambiente atemorizaban a las tribus, por esa razón la población que hoy se erige allí donde el marcial instrumento de viento se quedaba como un eco de aniquilación fue conocida como Valle de las trompetas.

Turmequé, como muchos de los municipios boyacenses tiene un nombre indígena, y en el departamento de la libertad, la historia de los antepasados significa orgullo, dignidad y espíritu eterno de lucha.

Los muiscas, la familia indígena que dominó estas tierras antes de la llegada de los aniquiladores europeos llamaban “turmequé” a un jefe vigoroso de la tribu, pero también se conoce con ese nombre al Tejo, el deporte autóctono de Colombia y declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación.

Los muiscas practicaban el tejo y fue justamente en el municipio de Turmequé en donde nació este juego que los antepasados indígenas dejaron como legado para su región y que hoy es el deporte más popular de Colombia y que no tiene distinción, pues es difícil no encontrar un colombiano que no lo haya practicado alguna vez, o cuando menos que no lo reconozca.

Dice la leyenda que el tejo era practicado con un disco de oro, pero hoy se hace con un disco de metal llamado “tejo” y ya cruzó fronteras porque se encuentra presente en países como Venezuela, Ecuador, Perú, México, España y los Estados Unidos.

Turmequé es un municipio ubicado a 45 kilómetros de la ciudad de Tunja y cerca del páramo de Guacheneque, lugar de nacimiento del río Bogotá, su clima es frío pero sus tierras producen gran variedad de productos agrícolas como papa, maíz, fríjol, cebolla, arveja, trigo, y frutas apetecidas en todo el país como la mora, la curuba, la ciruela, la feijoa y la manzana.

Turmequé, como es de esperarse, cuanta con el tejo dentro de sus atractivos, pues en el municipio se celebra el Campeonato Nacional de Tejo, también es objeto de visita su Museo de Arte Religioso, que expone valiosas y antiguas piezas.

Un monumento al tejo es el símbolo de la población y en la Hacienda La Magdalena se puede realizar un turismo de contemplación, pero también de caminata y práctica de deportes como el ciclismo.

La laguna sagrada de Guacheneque es un lugar hermoso y místico, era el escenario para ceremonias de los muiscas y su impresionante ambiente son un homenaje a la belleza natural que debe ser siempre conservado, pues al tratarse de un páramo es una fábrica de agua que abastece a gran parte del país.

Turmequé es una población vigorosa, tal como lo fueron los indígenas que le dieron a sus habitantes ese dinamismo que los caracteriza.

Artículos Relacionados

+ Artículos