Por: Redacción Turismo • Colombia.com

Volcán El Totumo, un baño de salud, diversión y locura

El Volcán El Totumo, es un baño de salud y diversión. Si desea bienestar y un plan diferente, visitar esta pequeña y caprichosa formación de la naturaleza es un plan de sin igual.
 

Enlodarse es el plan más divertido en el volcán El Totumo. Foto: Twitter @elheraldoco
Enlodarse es el plan más divertido en el volcán El Totumo. Foto: Twitter @elheraldoco

El Volcán El Totumo, es un baño de salud y diversión. Si desea bienestar y un plan diferente, visitar esta pequeña y caprichosa formación de la naturaleza es un plan de sin igual.
 

No existe experiencia más genuina que tomar un baño de lodo, a muchos les parecerá poco atractivo, porque la frescura es lo que primero se encuentra en un baño, y el lodo es pesado y en lugar de limpiar, ensucia.

Si el baño se toma adentro de un volcán, entonces la locura parece haberse tomado la cabeza de muchos turistas que, sin pudor alguno y plenos de alegría, se introducen en el cráter de un pequeño volcán para untarse hasta las cejas de lodo.

Tomar un baño en el volcán del Totumo no es cosa de locos, es un plan de locura, una experiencia única que muchos repiten gustosos y que se ha convertido en una costumbre y tradición extendida en las últimas décadas por turistas que la realizan en diferentes épocas del año.

El volcán del Totumo tiene una altura de apenas 20 metros, por eso se considera un volcán enano y se encuentra ubicado en el municipio de Santa Catalina en el departamento de Bolívar junto a la ciénaga del Totumo, muy cerca de los límites con el departamento del Atlántico.

Este atractivo turístico ha cobrado importancia nacional e internacional debido a que sus baños de lodo son ampliamente reconocidos por sus aportes a la salud del cuerpo humano debido a que los componentes de su particular barro contiene sales y minerales que ayudan a relajarlo, exfoliar la piel y, en general, a mejorar la salud y a curar diferentes dolencias.

Pero no solo el volcán del Totumo atrae turistas, sus zonas aledañas son concurridas por visitantes que pueden encontrar magníficos platos de la zona, recorridos en lancha por la ciénaga del Totumo y observar los manglares y sus especies animales propias

Una escalera de madera sirve para ascender a esta formación natural que se considera extinta o sin riesgo de actividad y que no representa peligro, por eso los habitantes de la zona alaban las bondades del lodo del volcán a los que atribuyen su vitalidad y longevidad

Los visitantes a este lugar representan aproximadamente 50 al día, lo que quiere decir que en promedio 1.500 personas al mes disfrutan como locos de este capricho natural que mejora la salud y que hace que viajar a la costa atlántica colombiana sea una experiencia en la que la diversión es la protagonista permanente.

Visitar el volcán El Totumo es enlodarse de felicidad y de mucha salud, por eso hay que visitarlo y contar esta experiencia maravillosa y muy divertida.

Artículos Relacionados

+ Artículos