Colombia.com

Las Bóvedas

Última obra de la ingeniería local en la ciudad, construida entre 1792 y 1796. 

Las Bóvedas
Cuenta con 23 bóvedas y 47 arcos y en cada uno de ellos se resalta las artesanías y antigüedades. Foto: Shutterstock

Tras la guerra y la muerte surge un sitio que brinda alegría y esparcimiento a miles de turistas de todo el mundo, aunque parece irónico estas características son las que encierran Las Bóvedas de Cartagena de Indias, un lugar cargado de historia y cultura que es imposible dejar de visitar.

¿Muerte o vida?

Aunque suene terrorífico el nombre asignado a este atractivo del turismo en Colombia, es uno de los más visitados en la amurallada. Entre los fuertes de Santa Catalina y Santa Clara se encuentran ubicada Las Bóvedas, en el barrio San Diego del centro histórico.

Foto: Shutterstock

Esta pieza arquitectónica fue construida con fines militares, también sirvió como depósito de armas, cárcel y cuarteles para los militares españoles. Tras llevar una historia de combate y sufrimiento este lugar ahora trae felicidad a quienes lo visitan, y como estallidos de armas es hoy en día el colorido de Las Bóvedas.

Cuenta con 23 bóvedas y 47 arcos y en cada uno de ellos se resalta las artesanías y antigüedades que conglomeran cientos de turistas, también se encuentran bares y galerías que hacen de este espacio una visita obligada.

Conoce más atractivos turísticos de Cartagena AQUÍ

Fueron construidas entre 1789 y 1798 con el ánimo de defender un tramo de las murallas, el Sr Antonio Arévalo (ingeniero militar español) jamás imaginó que siglos después lo que se defendería en Las Bóvedas era la identidad e idiosincrasia de la ciudad.

Foto: Shutterstock

Aunque en su frontón triangular reposa tallado en mármol el escudo de España, la identidad de esta edificación es netamente colombiana, nada más autóctono que sus mochilas y los recuerdos que se exponen a la venta.

Esta construcción ha tenido varias facetas con el correr del tiempo, cuartel, prisión, albergue, hasta sirvió a la industria de licores.

Personajes ilustres pasaron por allí, por ejemplo, el General Francisco de Paula Santander, y aunque suele ser motivo de orgullo su visita, ahora los ilustres personajes son los cartageneros trabajadores y cumplidores de su deber, que a través del comercio que allí se impone sacan a sus familias adelante y de paso destacan la belleza de Las Bóvedas de Cartagena.

Este hermoso monumento de piedra nos enseña que la historia se transforma y evoluciona, Cartagena ha escrito una diferente con Las Bóvedas, es parte del rostro de La Heroica, esa cara amable que reúne a los cinco continentes a través de la curiosidad a la que invitan estas bellas tierras. Cada arco se convirtió en un mundo diferente lleno de aventura y regocijo cultural, muy lejos de lo que se vivió en siglos pasados, donde la violencia era su principal actividad.

Foto: Shutterstock

Las Bóvedas se reescriben constantemente y se transforman para bien, para enseñar, para decirnos que las guerras solo nos dejan pobreza y dolor, apostarle al trabajo manual y honesto siempre será mejor opción que empuñar un arma para enfrentarse al hombre.

Este atractivo del turismo en Colombia contrarresta la pobreza, la incultura, la hostilidad y la tristeza a través de Las Bóvedas y todo el encanto que allí se encierra. No deje de visitar este interesante punto turístico y haga parte de sus memorias.