Colombia.com

Parque de los Pies Descalzos

Cuando hacemos contacto con la superficie en que habitamos nos sentimos realmente conectados a ella, es la mejor forma de saber que pertenecemos a un lugar del cosmos y que parados sobre ella podemos soñar y volar sin despegar.

Parque de los Pies Descalzos
Parque de los Pies Descalzos. Foto: museodeantioquia.co

Donde se pisa firme, mientras se sueña

Sueña despierto pero sé consciente de dónde estás, no pares de añorar la fantasía que se cuenta como un lugar de escenarios mágicos en donde la ilusión jamás se apaga, mantén contacto con el piso para que nadie jamás te lo mueva, que se mantenga firme como tus propósitos pero mantente descalzo porque el empalme que la piel de tus pies hace con el suelo es el vínculo con todo aquello que alimenta el alma y fortalece el espíritu.

Foto: Shutterstock

Medellín es una ciudad de ensueño que nunca se permite dejar de soñar, es una bella villa que como la más coqueta de las tacitas de plata, luce brillante para el mundo pero no se conforma con un exterior iluminado porque se esmera en alimentar el interior de sus habitantes, porque la esencia valiosa de las cosas siempre se lleva por dentro.

Foto: Shutterstock

Existe un lugar en la ciudad de la eterna primavera que con un concepto lúdico permite a sus visitantes conectarse con la energía que produce un ambiente de relajación en medio de una metrópoli que avanza rauda por el camino del desarrollo y la innovación: El Parque de los Pies Descalzos, un recinto único y muy especial cuyo requisito es mantenerse descalzo para que el contacto con la libertad de las emociones y los sentimientos se convierta en una experiencia que siempre quiera repetirse.

Concebido como un espacio para todo el público, es una extensión popular que da cabida a los habitantes de la ciudad y a peregrinos y turistas de todo el mundo para que se compenetren con lo elemental, con una naturaleza que nos acoge a todos y a la cual debemos devolver sus bondades e inspirarnos con su propiedad sabia y curativa.

Foto: Shutterstock

En el Parque de los Pies Descalzos se aprende a valorar lo esencial, caminar sobre la arena y sumergir los pies sobre el agua resultan un acto con un valor tan especial que hace que la reflexión sobre lo importante de la vida se convierta en una rutina, que entender que a las preocupaciones no hay que entregarle el tiempo y que soñar siempre será el combustible que le da sentido a la existencia humana.

Foto: Shutterstock

Muchos escenarios urbanos tiene la ciudad de Medellín y los tiene el mundo pero aunque suene una frase manida para quienes no lo conocen, el Parque de los Pies Descalzos no es un parque más, es un lugar plácido y difícil de describir porque lo que emana de las emociones internas se disfruta, no se explica, este recinto no necesita de innovaciones tecnológicas ni de infraestructura artificial avanzada porque aquí reluce lo primario; ese sentido natural en medio del fragor citadino que aminora los afanes y le permite al cuerpo un descanso y un ambiente propicio para poner la cabeza a soñar y dejar que las preocupaciones de la vida diaria se evaporen.

Foto: Shutterstock

Siéntase como un niño si ya es grande y visite el Parque de los Pies Descalzos, un área en donde solo se permite disfrutar y en donde los zapatos no serán los invitados especiales.

El Parque de los Pies Descalzos nos mantiene con los pies en la tierra pero con el espíritu surcando el universo.

Ubicación 

Cra. 42 No. 52-145 

Martes a domingo y festivos de 9:00 a.m. a 10:00 p.m.

Entrada gratuita