Colombia.com

Parque Nacional Natural Los Estoraques

Cuando lo que se busca es encontrar esos pequeños tesoros de Colombia y transportarse a otra realidad a través de la naturaleza, indiscutiblemente se debe visitar el Parque Nacional Natural  Los Estoraques.

Parque Nacional Natural Los Estoraques
Este parque natural no puede envidiar nada a otros sitios para visitar cuando de conocer maravillas se trata. Foto: Shutterstock

La magia hecha piedra

Con una extensión de 640 hectáreas  localizada en el municipio de La Playa en el departamento de Norte de Santander, este lugar se convierte sin duda en un destino turístico imperdible.

El Parque Nacional Los Estoraques recibe su nombre debido a una especie vegetal llamada “Istoraque” hoy  extinta debido a su uso sin control para medicina y para hacer jabones. Declarada área natural única en 1988, el esplendor de sus formaciones geomorfológicas en consecuencia de la acelerada erosión, fija como objetivo la conservación de su riqueza biótica única en el país.

En Los Estoraques se observan características de desierto producto de una erosión acelerada. Foto: Shutterstock

Para llegar allí se debe partir desde Cúcuta, pasar por la población de Ábrego y tomar la rural a la Playa, un recorrido que nos invita a conocer los bellos paisajes del departamento.

Este parque natural no puede envidiar nada a otros sitios para visitar cuando de conocer maravillas se trata. La formación de figuras y el bermellón de las mismas hacen que sea uno de los ecosistemas más pequeños protegidos en el país. Además de contar con hallazgos arqueológicos en zonas aledañas tales como cuevas con osamentas, urnas y momias, El Parque Nacional Natural Los Estoraques se convierte en un pequeño paraíso del Norte de Santander.

Cercano al parque se han encontrado vestigios arqueológicos. Foto: Shutterstock

Aunque el hombre con su inconciencia ha hecho daño a la naturaleza y este parque ha visto las consecuencias al extinguirse algunas especies por culpa de la caza y a las actividades agrícolas, no puede opacar la majestuosidad de esta área revestida con una flora y fauna  que convierten el lugar en único.

Con una temperatura de 24°, su clima se clasifica en bosque seco premontaño y gracias a que se encuentra en la cordillera oriental  se presentan neblinas que traen humedad al sitio que por ende favorecen la agricultura y las lluvias permiten las estupendas formaciones rocosas.

Y ni que hablar de los animales que le dan el toque especial a Los Estoraques, entre las aves se encuentran; el turpial, el periquito, la paloma, el gallinazo común entre otras, adornando con su colorido los cielos de la zona. Los mamíferos como el conejo brasileño, el zorro perruno y la zarigüeya hacen divertidos los caminos desérticos.

Empacadas las maletas y listos para emprender la travesía a estas fantásticas tierras no queda más que pensar en la aventura que se puede vivir allí y las actividades interesantes para desarrollar. Se realizan caminatas guiadas por el Paso de las Ánimas, la Cueva de la Gringa, El camino de la Virgen y la Chorrera, donde se aprecia en todo su esplendor la belleza del lugar. Aunque el parque no cuenta con una infraestructura para alojamiento, se puede acampar  en las áreas destinadas para tal fin.

Las palabras pueden ser pocas para describir el Parque Nacional Natural Los Estoraques, pero lo que no puede ser débil es la invitación a conocer este territorio fascinante que entre sus columnas y conos torrenciales  guardan el secreto del porqué visitar Colombia. Los Parques Nacionales Naturales son la mejor opción si el objetivo es la diversión, la cultura y los recuerdos inolvidables de una tierra sublime.