Actualización: Jue, 08 / Oct / 2015 2:32 pm
Jueves, 08 / Oct / 2015

Lo que tienes que saber de una mujer que ama el fútbol

Las mujeres también son amantes del fútbol y entienden el amor y pasión por los colores de su selección.

Lo que tienes que saber de una mujer que ama el fútbol
Lo que tienes que saber de una mujer que ama el fútbol. Foto: EFE

Se vienen las Eliminatorias a Rusia 2018 y las mujeres de todos los continentes ya se encuentran a la expectativa de lo que va suceder con su selección, porque sí, todas deseamos que nuestro país logre un cupo al Mundial.

En torno a una pelota giran las emociones de miles de personas alrededor del planeta y de 90 minutos (que pueden ser 94), en muchos casos, depende el futuro de todo un país. Siempre se dice que siempre son los hombres los que viven más esta fiesta, pero esto cada vez está cambiando más porque son muchas mujeres las que literalmente se vuelven locas en estas fechas.

Para una mujer que le gusta este deporte no hay nada más hermoso que ver un partido y si estás a punto de salir con una mujer que ama el fútbol tienes que tener claras algunas cosas para estas Eliminatorias 2015

Solo hablará de los partidos y resultados: Estará informada no solo de lo que sucede con su selección, sino también con el resto porque sabe que es importante estar al tanto de cómo van los demás equipos. Se volverá experta en matemáticas, y sacará cuentas de cómo otros resultados afectan a su selección. En su vocabulario solo existirán palabras referentes al fútbol e Eliminatorias.

Te puede interesar: ¿Las mujeres se enamoran con comida?

Tomaremos el juego personalmente: Casi hasta la exageración, y vamos a gritarle a la pantalla y lamentarnos jugadas y golpearemos nuestra cabeza cuando alguien falle un lanzamiento porque está matando a nuestros corazones.

Pueden matar con miradas a las mujeres que dicen frases tontas: Ella no va soportar comentarios como “qué guapo ese jugador”, “no entiendo por qué hacen tanto alboroto si es solo un partido” o “al menos empataron”. Una mujer que le gusta el fútbol detesta con toda su alma a aquellas que no saben apreciar un partido de su selección. No están jugando el “partidito” de su barrio, se están jugando la clasificación al Mundial y no puede entender cómo existe gente a la que no le importe eso.

Las salidas nunca pueden cruzarse con un partido: Ella ya tiene agendado los días, horas y lugares dónde jugará su selección y sí, probablemente no podrá ir a verlos jugar en vivo, pero no se va perder ningún partido. Su prioridad es ver el juego por sobre todas las cosas. Si le dices que “puede ver ese parido después” (para ir al cine/teatro/donde sea) puede que se la última vez que la veas.

Lo mejor que le puedes regalar es una camiseta de su selección: Lo mejor que puede recibir es la camiseta de su selección, ten por seguro que se la podrá hasta para ir a trabajar. Ella no quiere blusas, zapatos o vestidos, para ella lo más hermoso son los colores de su país, por lo que esta prenda es como tener un tesoro.

El estadio siempre será el mejor lugar para ella estas fechas: Es verdad que en las Eliminatorias se juegan en diferentes lugares y no todos los equipos juegan en su país, pero si ella tiene la oportunidad de ver a su selección en vivo será lo primero que hará. Porque no hay nada más hermoso que alentar desde el estadio.

Nunca vas a poder competir contra el amor que le tienen a su jugador favorito: El amor que ella le tiene a los héroes de su equipo es solo comparable con el que tiene por su padre. Llevará fotos de ellos en su billetera, posters en su cuarto y la tristeza o felicidad de ellos será la de ella también.

Cuando no haya partidos, verá las repeticiones: Se olvidará de las series, películas y todo aquello que veía en televisión. Cuando no haya partidos se concentrará en ver las repeticiones, los canales estarán programados para transmitir noticieros deportivos y buscará en Youtube todos los videos que pueda sobre goles, narraciones, etc.

Su humor depende de resultado del partido: Es su selección la que va jugar, son 90 minutos donde toda su atención se va centrar en el juego, no importa lo que pase alrededor, los 11 jugadores que van a defender los colores de su equipo son los únicos hombres a los que ella les va prestar atención.

Si su equipo gana estará feliz gritando por las calles, pero si pierde pasará de la tristeza al odio en segundos y solo querrá quedarse en casa pensando en todo aquello que pasó en el partido. Su mente solo se podrá despejar en la siguiente fecha donde la historia podría ser distinta.

Fuente: whatthegirl.com