Actualización: Mié, 12 / Ene / 2011 12:22 pm
Miércoles, 12 / Ene / 2011

Cinco trucos infalibles para perder peso

La Navidad nos suele dejar con varios kilos de más. Y no es fácil pasar de una mesa llena de exquisiteces a un menú escuálido.

Cinco trucos infalibles para perder peso

Para ayudarte, te proponemos cuatro dietas “personalizadas”, en función de tus debilidades ante el plato. Así, adelgazar será más fácil.

1. No te saltes el desayuno


No desayunar es una forma fácil de reducir calorías, pero tiene un efecto de rebote poco deseable. Se ha comprobado que las personas que no desayunan acaban tomando más calorías a lo largo del día y tienen un mayor riesgo de exceso de peso que las que desayunan adecuadamente.

Un desayuno ideal incluye proteína (lácteos, huevos, embutido o carne magra), hidratos ricos en fibra (cereales o pan integrales), fruta fresca.

2. Piensa en las manzanas o las nueces

Si tu problema son los ataques de hambre, piensa en las manzanas. Saciantes, saludables, fáciles de llevar en el bolso o de guardar en un cajón, calman el hambre sin riesgo para la línea y además cuidan la dentadura y perfuman el aliento.

Unos cuantos frutos secos también son una buena recomendación. Aunque ricos en calorías, se ha comprobado que las personas que los toman como tentempié tienden a ser más delgadas que las que optan por otro tipo de “snacks”.

3. No te peses a diario

Subirte a la báscula a diario es una receta para la frustración y no aporta información útil, porque el peso puede fluctuar mucho en 24 horas. Para ver la evolución de forma fidedigna, pésate una vez por semana.

4. Mira lo que bebes

Al contar las calorías, vigila también lo que bebes. Hay batidos, cafés preparados, licores y cócteles que llegan a tener 300 y hasta 400 calorías por ración.

Una copa de vino tiene 90 calorías, igual que un botellín de cerveza, mientras que una lata de refresco azucarado tiene unas 180. Lo peor es que suman calorías sin calmar el hambre.

5. Bebe agua

Nuevos estudios indican que el agua sí puede ser una aliada de la línea. Las personas que toman ocho vasos al día tienen menos riesgo de exceso de peso que las que beben menos. Pero no se aconseja superar esa cantidad, salvo en situaciones de mucho calor o de gran actividad física.

Hoymujer.com