Actualización: Mié, 23 / Mar / 2011 12:49 pm
Miércoles, 23 / Mar / 2011

Legumbres, pan y cereales son los grandes olvidados de la dieta mediterránea

Hablamos y ensalzamos mucho las propiedades de la dieta mediterránea, pero no todos los alimentos que la integran, algunos de esto han pasado al olvido.

Legumbres, pan y cereales son los grandes olvidados de la dieta mediterránea
Las legumbres, pan y cereales son los grandes olvidados de las dieta mediterránea. Lo dice el co-director de la jornada y profesor de Nutrición de la Universidad CEU San Pablo, Gregorio Varela.

Cuando se habla de la carne, se habla casi exclusivamente de los riesgos, pero se silencian los beneficios"La dieta mediterránea se caracteriza por un gran consumo de vegetales (verduras, frutas, legumbres, frutos secos), de pan y otros cereales, de aceite de oliva como grasa principal y por una ingesta regular de vino en cantidades moderadas.

Durante unas jornadas organizadas por la Cátedra Tomás Pascual Sanz de la Universidad CEU San Pablo, este profesional de la salud también ha roto una lanza por los aspectos positivos de la carne como aporte alimenticio.

"Cuando se habla de la carne, se habla casi exclusivamente de los riesgos, pero se silencian los beneficios", una ocultación que según este experto también afecta a ciertos elementos de la dieta mediterránea, altamente beneficiosos, sometidos a un ostracismo inexplicable: las legumbres, el pan y los cereales.

El ser humano es el único animal que se atiborra de energía sin mover un músculo para ello"El esquema clásico de la dieta mediterránea dice que hay que comer verduras, frutas, legumbres y frutos secos a diario; huevos, pollo o pescado, una vez a la semana; y carne, sólo una vez al mes.

Varela ha hecho también hincapié en la necesidad de que la dieta saludable sea también agradable al paladar como único medio de hacerla viable en el largo plazo.

Obesidad por sendentarismo


En esas jornada, el catedrático de Fisiología de la Universidad de Extremadura José Enrique Campillo, ha asegurado que en los últimos años están aumentando en España los casos de obesidad infantil y, aunque muchos expertos lo atribuyen a un empeoramiento de la alimentación, "el factor sedentarismo prevalece sobre el nutricional".

De este modo, Campillo ha destacado que actualmente se ha producido una reducción sustancial del gasto energético diario de los menores debido a nuevos condicionamientos sociales y a la preponderancia de las alternativas de ocio virtual. "El ser humano es el único animal que se atiborra de energía sin mover un músculo para ello", asegura este experto.

Sobre esta cuestión también ha versado la intervención del profesor de la Universidad de Granada, Emilio Martínez de Victoria, quien ha lamentado que "más preocupante aún que la obesidad" es el hecho de que niños de nueve años presenten ya "síndromes metabólicos".

Así, pese a que ahora hay "mayor información sobre los alimentos", la población cuenta con "más gordos, más obesos y más enfermedades relacionadas con la dieta".