Colombia.com Bogotá Viernes, 15 / Feb / 2019

15 de febrero: Día Internacional contra el Cáncer Infantil

El cáncer es una enfermedad que no discrimina sexo, edad, religión o condición social. Esta, según la Organización Mundial de la salud, es una de las primeras causas de muerte a nivel global y registró para el 2012 un aproximado de 8,2 millones de víctimas. En Colombia, esta enfermedad es la segunda causa de muerte luego de muertes por causas externas en el grupo etario de 0-14 años.

  • 15 de febrero: Día Internacional contra el Cáncer Infantil

    Día Internacional contra el Cáncer Infantil. Foto: Shutterstock

  • 15 de febrero: Día Internacional contra el Cáncer Infantil
  • 15 de febrero: Día Internacional contra el Cáncer Infantil
  • 15 de febrero: Día Internacional contra el Cáncer Infantil

bEl cáncer se puede originar en cualquier parte del cuerpo. Comienza cuando las células crecen descontroladamente sobrepasando a las células normales, lo cual dificulta que el cuerpo funcione de la manera que debería. A diferencia del cáncer en los adultos, en los niños, una muy baja proporción de los casos son prevenibles y muchos de ellos no tienen una causa clara que los defina. Así mismo, los factores ambientales y los hábitos tienen un menor impacto en esta población.

Según información publicada por el Proyecto Internacional de Incidencia de Cáncer Infantil (IICC-3, por sus siglas en inglés), en el país la tasa de incidencia por edades por millón es de 185,6 (0 - 4 años), 129,1 (5 - 9 años), 124,4 (10 - 14 años) y 161,6 (15 - 19 años).

En Colombia, se ha observado un incremento en la proporción de muertes por cáncer en la población menor de 15 años que pasó de representar el 2,2% de las defunciones de 1985 - 1989 a 3,5% en 2005 - 2008. A su vez, en un estudio realizado durante el periodo de 1997 - 2012, la leucemia fue la principal causa de Años de Vida Perdidos (AVP) para niños (48-50% de AVP), seguido de cánceres del sistema nervioso (15 - 16%), linfomas (6 - 10%) y cánceres de riñón (3 - 4%).

Para el periodo 2007 - 2011 se estimaron que de los 764 casos nuevos de cáncer infantil en niños y 558 en niñas al año en Colombia, alrededor del 44% fueron diagnosticados con leucemias. Anualmente se registra un promedio de 281 muertes por cáncer en niños y 218 en niñas, siendo la muerte por leucemia la de mayor número, representando el 51 %.

Las leucemias son las neoplasias malignas más comunes en niños, las leucemias linfoides agudas representan, aproximadamente, el 80 % de los casos y la leucemia mieloide aguda (LMA) alrededor del 15 % de los casos.

En Colombia, la tasa de incidencia por millón según grupos de edad es 37,6 (menores de 1 año), 86,0 (1 - 4 años), 53,8 (5 - 9 años), 39,0 (10 - 14 años) y 40,3 (15 - 19 años).

Con tan solo 8 años, Sara Barrera, oriunda de Yopal, lleva tres años luchando contra una leucemia. La batalla está casi ganada y se aferra a sus sueños y felicidad para seguir adelante. “Si pudiera pedir un deseo sería que mi familia estuviera siempre bien, ellos son mi felicidad”, cuenta ella con un delicado tono de inocencia en su voz.

Su madre, Flor Bello, asegura que esta experiencia le ha enseñado a valorar lo que verdaderamente tiene importancia en la vida, y es el tiempo en familia y la salud. “El amor por mi hija es lo que más me ha animado en este periodo. Si pudiera aconsejarle a alguien que está pasando por esta situación, sería que nunca pierda la esperanza. Hay que aferrarse a la mano de Dios, sin importar lo que se viva en el día a día”, dice.

Por su parte, el doctor Amaranto Suárez Mattos, oncólogo pediatra del Instituto Nacional de Cancerología, asegura que: “Un diagnóstico de cáncer en un niño no es sinónimo de una sentencia de muerte. Puede ser una experiencia muy dura, pero siempre existe una esperanza de vida”. Según el experto, esta enfermedad no es prevenible en los niños, pues solo en un 15% de los casos se debe a causas genéticas. “Para los niños no existen campañas de prevención, pues prevenirlo es prácticamente imposible”, agrega.

Atención y acompañamiento: las claves para combatir el cáncer infantil

El doctor Amaranto Suárez asegura que el acompañamiento es la clave del éxito de los tratamientos cuando se habla de cáncer infantil: “Todos los niños que sean diagnosticados con cáncer deben contar con una red de apoyo que incluya su familia, el sistema de salud y el mismo hospital donde esté recibiendo el tratamiento. A su vez, los mismos padres necesitan ser guiados durante este proceso, el apoyo es fundamental”.

Por su parte, la Directora General del Hospital Militar, Brigadier General Clara Esperanza Galvis agrega que tanto niños como adultos requieren de un acompañamiento cercano y especializado durante el tratamiento. Sin embargo, los niños requieren de mayor dedicación. “Es el rol de la familia un papel determinante en la psicología del niño, ya que esta situación genera dependencia y mayor vulnerabilidad por parte del paciente. Se aconseja tener un acompañamiento integral entre ellos y su familia, y entender que la edad en la que se desarrolla el cáncer es determinante. Por ejemplo, tratar a un paciente en la etapa de la adolescencia es un poco más duro, porque es una edad en donde tienen muchos retos, e inconformismos, tolerar los tratamientos y manejar el dolor, entre otros aspectos, no es fácil para ellos”, asegura.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, todos los menores de 18 años con sospecha o diagnóstico de cáncer tienen derecho a:

Acceso inmediato a los servicios de salud, ante la presencia de algún síntoma relacionado con cáncer:

- Fiebre injustificada durante más de 2 semanas.

- Pérdida de peso, fatiga, hematomas y sangrados.

- Moretones y diminutos puntos rojos en brazos y piernas.

- Crecimiento y dolor de abdomen.

- Masas en cuello o ganglios inflamados.

- Dolor en huesos, articulaciones o espalda.

- Infecciones repetitivas.

- Pérdida de apetito, sudoración.

- Acceso a exámenes de apoyo diagnóstico.

- Atención especializada en redes de servicios oncológicos.

- Autorización integral para el tratamiento.

- A no pagar copagos, cuotas moderadoras, ni cuotas de recuperación.

- Manifestar sus peticiones, quejas y reclamos ante las autoridades de salud (secretarias de Salud, Supersalud, etc.).

Ciertamente, el acompañamiento médico durante este proceso es fundamental. Por eso, de acuerdo con el doctor Amaranto, los profesionales médicos deben ser personas comprometidas al 100 % con la salud y bienestar de sus pacientes. “Nuestra misión es defender al niño de la enfermedad desde cualquier arista. Nosotros nos ponemos en los zapatos de cada paciente y de sus familias para brindar un trato humano y comprometido con el tratamiento. Sin embargo, además de eso, hay que recomendar a las familias que los niños deben seguir controles médicos periódicos y ante cualquier síntoma de alerta no hay que darle espera”, advierte. 

A su vez, la Brigadier General Galvis agrega que es fundamental realizar chequeos médicos oportunos y prestar atención ante cualquier signo que pueda evidenciar una patología oncológica. “La prioridad es la detección temprana del cáncer infantil, porque reduce la mortalidad y modifica el curso de la enfermedad, lo cual es un compromiso de todos”, concluye.

Juliana Palomino - Colombia.com