Actualización: Mar, 24 / Abr / 2018 5:10 pm
Martes, 24 / Abr / 2018

El ruido, enemigo número uno a nivel mundial

La exposición a sonidos fuertes o permanentes puede desembocar en una pérdida de audición, capacidad que no se recupera.

El ruido, enemigo número uno a nivel mundial
Foto: Archivo

Pitos que estremecen, latas que rechinan, anuncios en parlantes, gente reclamando el próximo servicio, cantantes y vendedores. Si usted reconoce estas situaciones, seguramente es uno de los 2.600.000 usuarios de Transmilenio que cada día esta expuesto a los niveles excesivos de ruido que se registran en este servicio de transporte público. Hay estaciones en las cuales se alcanzan los 93 decibeles cuando el máximo permitido en zonas industriales es de 75, de acuerdo con la Resolución 627 del 2006 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Te puede interesar: Las EPS que mejor y peor atienden a los niños con cáncer

Transmilenio es sólo uno de los generadores de ruido. El problema prolifera en diversos espacios de nuestra cotidianeidad y se expande por varias ciudades del país. Según la Secretaria Distrital de Ambiente, en Bogotá las fuentes móviles (tráfico rodado, trafico aéreo, perifoneo) aportan el 60% de la contaminación auditiva. Mientras el 40% restante corresponde a las fuentes fijas (establecimientos de comercio abiertos al público, pymes, grandes industrias, construcciones, etc). Las ciudades más ruidosas son las urbes, entre las cuales se encuentran: Bogotá (con zonas que alcanzan los 120 decibeles), Cali (96 decibeles), Medellín (90 decibeles), Pereira (82 decibeles), Cartagena (81 decibeles) y Barranquilla (80 decibeles).

Con el fin de generar conciencia sobre los efectos negativos del ruido y cómo combatirlo, cada año el último miércoles de abril, se conmemora el Día Mundial Contra el Ruido. La campaña fue creada en 1996 por el Center of Hearing and Communication (CHC) de Nueva York.

Para la conmemoración este año en Colombia, los centros auditivos GAES, promoverán una actividad para que a través de mensajes especiales digamos aquello que el ruido no nos ha permitido expresar. Adicionalmente, ofrecerá un completo examen auditivo para que evaluemos el estado de este sentido que es el pilar de la comunicación y el aprendizaje.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, “1100 millones de jóvenes (entre 12 y 35 años de edad) están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos. Se estima que, en 2050, una de cada 10 personas sufrirá una pérdida de audición discapacitante”.

Hasta ahora la principal causa de trastornos auditivos provocados por el ruido, ha sido la exposición continuada en el entorno laboral durante 8 horas diarias a niveles que podían superar los 80dB, sin utilizar las protecciones adecuadas para proteger los oídos. Sin embargo, actualmente nos sometemos a un ruido superior que el de épocas anteriores, debido a dispositivos como celulares, computadores y auriculares. Así como  a la afluencia de actividades de ocio como bares y discotecas.

“Nuestro estilo de vida, esta causando la pérdida de audición a edades más tempranas. Antes el envejecimiento natural del órgano auditivo se presentaba alrededor de los 60 años, ahora tenemos casos desde los 40”, comenta Elena Santaclara, audioprotesista y representante de GAES para Colombia. “Usualmente no sabemos graduar el nivel del ruido, no nos percatamos de que hemos perdido la habilidad de la escucha y seguimos subiendo el volumen, agravando cada vez más el problema”, asegura.

Te puede interesar: El medicamento para tratar acné induce al suicidio

El informe “Ruido y Salud” elaborado por el “Observatorio Salud y Medio Ambiente DKV Seguros-GAES” con la colaboración de la Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) encontró varias afecciones causadas por la contaminación auditiva:

- Corazón: Existen evidencias científicas que apuntan una relación directa entre la exposición frecuente al ruido, por ejemplo del tráfico, y un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como hipertensión, angina de pecho o infarto de miocardio.

- Insomnio: Si el ruido no nos deja dormir, las consecuencias para nuestra salud son evidentes. Se alteran los ciclos y la profundidad del sueño, y por tanto nuestro descanso disminuye provocando fatiga, estado de ánimo depresivo, rendimos menos y baja nuestro estado de alerta. Además, el ruido mientras dormimos altera nuestro pulso, la respiración y aumenta el movimiento corporal.

- Estrés: Vivir rodeados de ruido también puede provocar trastornos del aprendizaje, de la memoria, disminuye la motivación, e incrementa la irritabilidad y la agresividad. En el trabajo y la escuela está comprobado que estar rodeados de ruido afecta a nuestro rendimiento,  aumenta los errores y accidentes, perturba fuertemente la atención lectora y la resolución de problemas. Crear entornos sonoros saludables y silenciosos mejorará nuestro rendimiento para aprender más y rendir mejor.

Adicionalmente, no somos los únicos afectados por el ruido. Algunos animales silvestres huyen de las zonas ruidosas, modificando por completo los ecosistemas. Este traslado lo sufren también las plantas, que pueden tener una menor polinización si las aves que ayudan a la dispersión de sus semillas desaparecen.

“Es importante que todos evitemos conductas ruidosas como gritar, taconeos o utilización de electrodomésticos en horas no convenientes. Otros consejos importantes son: rodearse de plantas ya que son un buen aislante del ruido en casas o edificios y hacer un examen auditivo una vez al año para evaluar cómo esta este sentido y lograr prevenir futuros inconvenientes o realizar tratamientos a tiempo”, concluye la especialista.

Te puede interesar:

Hoy se conmemora el día mundial de la meningitis con el fin de crear conciencia sobre la patología

Posted by Colombia.com on Tuesday, April 24, 2018

Colombia.com