Colombia.com Bogotá Domingo, 14 / Abr / 2019

Los mitos alimentarios más peligrosos

Existen muchas creencias que pueden afectar la salud

Los mitos alimentarios más peligrosos
Varios mitos alimentarios son perjudiciales para la salud. Foto: Shutterstock

Como en casi todos los aspectos de la sociedad, en la alimentación también existen ideas preconcebidas que han pasado de generación en generación, logrando llegarse a considerar como verdades. Sin embargo, el hecho de que las creencias sean populares no significa que sean ciertas ya que en la mayoría de los casos son ideas sin fundamento.

Por eso en Colombia.com recopilamos algunas de las creencias referentes a la alimentación que han permanecido como verdades y que en realidad son simples mitos:

La regla de los cinco segundos

Es una costumbre muy popular decir que cuando un alimento se cae al piso puede durar allí cinco segundos para volverse a consumir sin que cause daños a la salud. Claramente esto es falso, ya que las investigaciones han mostrado que para que un alimento se contamine con alguna bacteria solo hacen falta unos cuantos milisegundos.

La margarina es más sana que la mantequilla

Se suele creer que la margarita no contiene la misma cantidad de grasas que la mantequilla tradicional y que esto sería signo de que es mucho mejor para la salud. Pero nada más alejado de la realidad, ya que los expertos aseguran que las margarinas contienen grasas trans que resultan peores para el organismo que las grasas que contienen ciertas mantequillas.

Además, la mantequilla resulta más beneficiosa ya que utiliza menos aditivos que la margarina, que trata de igualar su sabor mediante compuestos químicos.

El chocolate puede causar acné

Esta es otra creencia común pero recientes estudios han demostrado que quienes ingieren una gran cantidad de chocolates al día y quienes no, no presentan diferencias significativas en la producción de acné.

Las frutas y verduras enlatadas no tienen tantos nutrientes como las naturales

Si bien es cierto que aquellas frutas que han sido tratadas (enlatadas o congeladas) son menos nutritivas que la que encontramos comúnmente en los mercados, estas últimas no pueden considerarse como totalmente frescas ya que están también expuestas a diferentes condiciones como los viajes y esto hace que también pierdan parte de sus vitaminas y minerales.

Siempre es mejor consumir el azúcar natural

Sí y no. Es cierto que el azúcar que encontramos naturalmente, como en las frutas, es más fácil de asimilar para el organismo, ya que la gran mayoría de estos productos contienen una gran porción de fibra, sustancia que favorece la digestión y regula el nivel de azúcar en la sangre, por lo cual mucho más beneficioso para el cuerpo. Sin embargo, consumir el azúcar proveniente de fuentes artificiales (como dulces, bebidas gaseosas y demás) no es dañino si no se hace en exceso.

Los diabéticos no pueden comer dulces

Es uno de los mitos más comunes. La gran mayoría de personas piensa que al ser detectada una diabetes se tiene que eliminar casi definitivamente el azúcar de la dieta y no es así. Se puede consumir dulces pero con moderación. La forma ideal de mantener el nivel de glucosa estable es mediante una dieta balanceada.

Hay que esperar una hora después de comer para entrar al agua

Un mito muy popular, aún más en esta época de vacaciones. Muchas personas (en especial los padres de familia) aseguran que se debe esperar una hora ya que el estómago, en el proceso de digestión, atrae sobre sí más sangre, disminuyendo al cantidad presente en los músculos y acrecentando el riesgo de padecer calambres. Sin embargo, los médicos y los expertos aseguran que no existe prueba alguna de que esta teoría sea verdad.

También puedes leer: 7 Alimentos antigripales

Redacción Vida Sana - Colombia.com