Actualización: Lun, 12 / Mar / 2012 4:35 pm
Lunes, 12 / Mar / 2012

¡Auxilio! ¡Socorro! Puede ser cáncer de colon

Se estima que durante el 2012 alrededor de 4800 personas serán diagnosticadas con cáncer colorrectal. En Colombia, la mayoría de los casos se diagnostica en personas mayores de 50 años.

¡Auxilio! ¡Socorro! Puede ser cáncer de colon

Marzo es el Mes Mundial del Cáncer de Colon y por eso, la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá, y la Fundación SIMMON realizan la campaña “¡Auxilio! ¡Socorro! Puede ser cáncer de colon”, que tiene como objetivo educar a la población sobre los factores de riesgo y signos de alarma de esta enfermedad porque si se detecta a tiempo hay importantes probabilidades de cura.

Cualquier persona puede unirse a la campaña grabando un video donde represente cómo le huye al cáncer de colon. Lo sube a la página de Facebook www.facebook.com/simmoncancer o lo puede enviar al Twitter @simmoncancer. Se premiarán los videos que más votos tenga (Me gusta).

El cáncer colorrectal es el sexto tipo de cáncer que más afecta a la población colombiana, con una incidencia de 10.6 por 100 mil habitantes, es decir por cada 100 mil colombianos se presentan aproximadamente 10 casos nuevos de cáncer colorrectal. Cada año cobra alrededor de 608.000 vidas en todo el planeta lo que representa el 8 por ciento de todas las muertes por cáncer.

El riesgo de padecer cáncer colorrectal aumenta con la edad, es por esto que la mayoría de los casos se diagnostican a personas de más de 50 años de edad. El principal obstáculo en la lucha contra el cáncer de colon es la consulta tardía con el médico.

En Colombia, más de la mitad de la población es diagnosticada en estadíos avanzados, disminuyendo las expectativas de vida de los pacientes. Por esta razón, es vital el diagnóstico temprano, así como las innovaciones terapéuticas con las que cuentan los pacientes, que cambian por completo la evolución de la enfermedad.

El cáncer de colon consiste en el crecimiento descontrolado de células anormales en esa parte del intestino. Estas células pueden invadir y destruir el tejido que se encuentra a su alrededor. Si penetran en el torrente sanguíneo o linfático, pueden extenderse a cualquier parte del organismo y producir daños en otros órganos, hasta el punto de generar metástasis.

En Colombia, se estima que para este año se diagnostiquen aproximadamente 4800 nuevos casos, según datos del Sistema de Registro en Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, Globocan. Es por tanto evidente el aumento en la aparición de tumores gastrointestinales y particularmente  el crecimiento de los tumores de origen colorrectal. En hombres, tiene mayor incidencia el cáncer de recto y, en las mujeres el cáncer de colon.

Actualmente, se conocen algunos factores de riesgo para presentar esta enfermedad, unos modificables y otros no, los cuales incrementan el riesgo de padecer cáncer de colon.

Marzo: Mes Internacional del cáncer de colon

El cáncer de colon consiste en el crecimiento descontrolado de células anormales en esa parte del intestino. Estas células pueden invadir y destruir el tejido que se encuentra a su alrededor. Si penetran en el torrente sanguíneo o linfático, pueden extenderse a cualquier parte del organismo y producir daños en otros órganos. A este proceso de expansión se le denomina metástasis.

Se piensa que el cáncer de colon evoluciona lentamente antes de ser diagnosticado como tal. Previo al  desarrollo de un cáncer suelen aparecer lesiones en el intestino que se denominan displasias o pólipos adenomatosos. El hecho de haberlos tenido, hace que aumente la probabilidad de tener, en un futuro, cáncer en esa zona del intestino. Esta situación que muchas veces es de causa familiar, más la exposición constante a diversos factores de riesgo podrían estar activando los mecanismos de aparición de la enfermedad.

Factores de riesgo que no se pueden modificar

Edad:
las probabilidades aumentan a partir de los 50 años.
Antecedentes: Haber tenido pólipos, cáncer de colon antes, o haber tenido antecedentes de enfermedad intestinal.
Colitis ulcerativa: enfermedad que causa inflamación y úlceras en la superficie del colon.
Antecedentes familiares de cáncer colorrectal: Existe un componente hereditario en el 10% de los casos; si tiene familiares cercanos (padre, madre, hermano(a) o hijo(a) que han padecido de este cáncer, usted corre mayor riesgo. Principalmente si el familiar desarrolló el cáncer antes de los 50 años.

A las personas con antecedentes familiares de cáncer colorrectal se les sugiere consultar con sus médicos, acerca de cuándo y con qué frecuencia deben realizarse las pruebas de detección.

Factores genéticos
Antecedentes étnicos o raciales: algunos grupos raciales y étnicos como las personas de raza negra o las personas de Europa  del este de ascendencia judía (Asquenazí), presentan un mayor riesgo de padecer de cáncer colorrectal.

Factores de riesgo que se pueden modificar

Hábitos tóxicos: Consumo de cigarrillos y alcohol incrementa en un 30% a  40 % las probabilidades de padecer cáncer Colorrectal
Dieta: una alimentación alta en carnes rojas (carne de res, de cordero e hígado), así como carnes procesadas como los embutidos como perros calientes, mortadela y fiambres, pueden incrementar el riesgo de cáncer colorrectal. Las carnes cocinadas a temperaturas muy altas (fritas, asadas o a la parrilla) pueden liberar químicos que podrían aumentar el riesgo de cáncer. Una alimentación alta en frutas y verduras se ha relacionado a una reducción en el riesgo de cáncer colorrectal.
Falta de ejercicio: llevar una vida sedentaria incrementa el riesgo; por el contrario realizar ejercicios puede disminuir el riesgo.
Sobrepeso: incrementa el riesgo y la mortalidad de esta enfermedad.
Diabetes: las personas con diabetes tipo 2 tienen una probabilidad aumentada de tener cáncer colorrectal.                                                                              

Los 5 pasos que salvan vidas en cáncer de colon

1. Identifica los signos de alarma del cáncer de colon.

- Diarrea y estreñimiento que no responde al tratamiento.
- Sensación de no evacuar completamente el intestino.
- Sensación de masa en el ano.
- Deposición o heces más delgadas de lo normal.
- Sangre en la materia fecal o heces muy oscuras.
- Dolor frecuente ocasionado por gases, hinchazón, saciedad o calambres.
- Fatiga crónica.
- Pérdida de peso inexplicable.

2. Consulta a tu médico:
Si presentas dos o más de estos signos en forma persistente acude de inmediato a tu médico para que te remita al especialista y te realicen las pruebas diagnósticas que necesites.

3.    Realiza las pruebas de detección

- Sangre oculta en materia fecal.
- Colonoscopia.

4. Recoge los resultados y consulta a tu médico. Si tu médico ve algo sospechoso te explicará de qué se trata y te indicara otras pruebas diagnósticas.

5. Juntos le cambiamos la cara al cáncer. Si te diagnostican cáncer de colon inicia  de inmediato el tratamiento con el especialista y no lo interrumpas.

 Recomendaciones para la prevención del cáncer de colorrectal

Las dietas altas en grasas y bajas en frutas y verduras pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon y recto. Se recomienda tomar medidas como bajar de peso, llevar una dieta rica en verduras, moderar el consumo de alcohol, no consumir tabaco y realizar ejercicio moderado. Estos hábitos pueden evitar no solo este tipo de cáncer sino cualquier otro.