Actualización: Mar, 07 / May / 2013 2:48 pm
Martes, 07 / May / 2013

Más del 15% de mamás primerizas sufren baja autoestima

Mujeres de 20 a 34 años de edad, más propensas a sufrir depresión Postparto después de su primer hijo.

Más del 15% de mamás primerizas sufren baja autoestima
Hace parte de la naturaleza femenina ser sensibles y estar emocionalmente vinculadas con momentos claves de la vida, el primer amor, el matrimonio, los estudios y la vida profesional, hacen que las mujeres sean cada día más emotivas. Son momentos en los que se expresan emociones y sentimientos, que aunque no son perceptibles a simple vista, si pueden afectar el cómo se sienten.

Es justo el momento de ser mamá, el que marca en dos la vida de cualquier mujer, la explosión de emociones, sensaciones y retos a los que se enfrentan, generan dudas e incertidumbres, que sumadas a los inevitables cambios físicos, pueden terminar en una explosión interna que se manifiesta en depresión o episodios de tristeza.

Sumado a que las prioridades son otras, las horas de sueño disminuyen, varía la rutina y se generan cambios en el organismo. Es justo ese momento maravilloso en el que un alto porcentaje de las madres experimentan el punto de quiebre emocional conocido como depresión postparto.

Depresión Postparto
Según un estudio realizado por la marca Dove, entre el 60% y 80% de las mamás pueden manifestar una leve forma de depresión, llamada tristeza posparto, que comienza a los pocos días de nacer el bebé, pero que no dura más de 2 semanas. En esta etapa la mujer se siente sensible, ansiosa, irritable e incluso puede experimentar problemas para dormir.

El estudio revela que el 7 % de las mamás primerizas que presentaron complicaciones en su embarazo, mostraron alguna infección. El 4% sufrió desmayos y el 3% por ciento, incontinencia urinaria, síntomas que se pueden superar con mayor facilidad, si se cuidan de manera adecuada principalmente en la etapa de gestación del bebe.

Son complicaciones que las mujeres tratan de llevar con amor y esfuerzo por el hijo recién nacido. Por eso Dove, quiere contribuir y acompañar a todas esas madres que en algún momento se han sentido solas, brindándoles apoyo de forma continua, mostrando la belleza real que justo en esta etapa, se percibe en una de sus más naturales y tiernas manifestaciones.

Claudia Aranda, mamá primeriza asegura: “Nada se compara con el sentimiento de ser mamá por primera vez, el amor incondicional y el instinto de protección hacia mi bebé, son la prioridad en este momento; sin embargo debo reconocer que el miedo de afrontar los cambios físicos y la incertidumbre q me genera el no tener las respuestas acertadas en esta nueva etapa que estoy afrontando me generan pánico, lo que me hace sentir insegura”.

Dove quiere aportar a un mundo donde las mujeres confíen en sí mismas, animándolas a desarrollar una relación positiva con la vida, sus etapas y su belleza, lo que ayuda a elevar su autoestima y superar diferentes momentos claves de la vida, como la maternidad, por medio de cuidados simples que generen mayor estabilidad emocional.