Actualización: Mié, 20 / Jun / 2018 12:44 pm
Miércoles, 20 / Jun / 2018

Vacunas y antibióticos: ¿cómo pueden relacionarse y trabajar en conjunto para salvar vidas?

Según la OMS liderado por Lord O’Neill, la resistencia a los antimicrobianos podría ocasionar cerca de 10 millones de muertes anuales para el año 2050.

Vacunas y antibióticos: ¿cómo pueden relacionarse y trabajar en conjunto para salvar vidas?
la vacunación tiene un papel fundamental para ayudar a combatir la resistencia bacteriana. Foto: Pixabay

El uso de antibióticos se ha convertido en una práctica cotidiana para los pacientes alrededor del mundo. A pesar de ser medicamentos que han ayudado a combatir las infecciones más severas y que han cambiado la vida moderna, hoy en día el consumo excesivo y mal uso de los mismos se convierte en un riesgo latente para el desarrollo de la medicina moderna debido a la resistencia bacteriana.

Te puede interesar: ¿Qué es la dermatitis atópica? Descúbrelo aquí

De acuerdo con un estudio realizado por KPMG, los efectos de la resistencia bacteriana podrían costar a los países entre 1 y 3 puntos de su PIB para el año 2050, esto asumiendo un escenario en el que la resistencia aumenta un 40%, ya que si llegara a ser del 100% las consecuencias económicas serían mucho más severas. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las bacterias se vuelven inmunes a los medicamentos principalmente debido al exceso de prescripción de antibióticos y el uso incorrecto de estos por parte de los pacientes, al control inadecuado de las infecciones en los hospitales y a las pobres condiciones de higiene y saneamiento en algunos lugares.

Para entender la magnitud del problema, un estudio realizado por expertos mundiales en resistencia antimicrobiana1, reveló que de los 40 millones de personas que reciben antibióticos para el tratamiento de enfermedades respiratorias, únicamente 13 millones necesitaban usarlos mientras que 27 millones los usaron sin necesidad. Esta problemática está haciendo que un creciente número de infecciones, como la neumonía, la septicemia o la gonorrea, sean más difíciles de tratar, se incrementen los costos médicos, se prolonguen las estancias hospitalarias y se aumente la mortalidad de los pacientes.

Al respecto, el Dr. Daniel Fernández, Gerente Médico de GSK, señala que “cuando los antibióticos de primera línea no surten efecto, debido a la resistencia bacteriana, es necesario emplear fármacos más potentes y, en ocasiones, de precio más elevado. Además, este fenómeno aumenta la duración de la enfermedad y del tratamiento, incrementando los costos de la atención sanitaria y la carga económica para las familias y los sistemas de salud”.

Es así como en medio de toda esta problemática las vacunas tienen un papel fundamental, pues si bien se entiende que los antibióticos se usan una vez la infección está presente, las vacunas funcionan como elemento preventivo de escala masiva con efectos muy positivos. En este sentido, Otavio Cintra, Líder de Asuntos Científicos y Salud Pública de GSK, afirma que “prevenir siempre es mucho más efectivo y menos costoso que tratar. En varios países, se ha demostrado que a través de la vacunación se puede reducir el número de casos y consultas causados por infecciones que se tratan con antibióticos, lo que a su vez tiene un impacto en la reducción de prescripciones y uso de los mismos. La prevención de las enfermedades produce efectos económicos asociados como el incremento de la productividad a largo plazo, menor ausentismo laboral y escolar y un PIB per cápita más alto.”

Por otra parte, la producción de nuevos antibióticos es cada vez más difícil y toma muchos años para poder alcanzar un desarrollo exitoso, mientras que en los últimos 30 años se han desarrollado más de 12 vacunas efectivas a nivel global. Esto no quiere decir que las vacunas son mejores que los antibióticos o viceversa, por el contrario, revela la estrecha relación que existe entre ambos y la necesidad de una buena aplicación para conseguir resultados en salud y mantener una población sana.

Colombia es uno de los países de vanguardia en Latinoamérica en cuanto a vacunación se refiere, pues cuenta con un esquema nacional de vacunación gratuito moderno que incluye 16 vacunas para el control de 19 enfermedades como la tuberculosis, hepatitis B, poliomielitis, difteria, tos ferina, tétanos e infecciones causadas por el neumococo como meningitis, neumonía y otitis.

En este sentido, las vacunas ofrecen la posibilidad de prevenir las infecciones y, por tanto, optimizar la administración de los antibióticos que tenemos disponibles en la actualidad, lo cual es valioso en un escenario en el que el desarrollo de nuevos antibióticos cada vez es más complejo.

En conclusión, los sistemas de salud deben seguir aumentando las coberturas de vacunación y el cumplimiento de los esquemas a lo largo de la vida con el objetivo de prevenir infecciones tanto bacterianas como virales, así como fomentar y educar sobre el correcto uso de los medicamentos para contribuir con la reducción del uso de antibióticos y especialmente, hacer frente a un problema global de salud pública como la resistencia bacteriana.

Recomendaciones de la OMS para la población general

La población general puede tomar antibióticos únicamente cuando los prescriba un profesional sanitario certificado; no deben solicitarlos si sus médicos dicen que no son necesarios, deben seguir siempre las instrucciones de los expertos con respecto a su uso, y no deben utilizar aquellos que les hayan sobrado a otras personas. Además, puede prevenir las infecciones lavándose las manos, preparando los alimentos en condiciones higiénicas, evitando el contacto íntimo con enfermos, velando por la seguridad de las relaciones sexuales y manteniendo las vacunaciones al día.

Vacunas Antibióticos

Profilácticos (usadas para prevenir enfermedades)

Terapéuticos (usados para tratar enfermedades)

Se aplican en gran escala y en personas saludables Se dan en pequeñas cantidades a personas que se encuentran enfermas
La resistencia a las vacunas es supremamente extraña y poco documentada La resistencia a los antibióticos casi siempre se desarrolla

Te puede interesar:

 

#Bienestar Según esta investigación, si comes queso seguido te ayudará a bajar de peso

Posted by Colombia.com on Monday, November 27, 2017

Colombia.com