Colombia.com Bogotá Viernes, 10 / May / 2019

Día de la madre: 3 etapas importantes en las que toda mamá debe cuidarse

Mujeres son las más afectadas por la obesidad, según encuesta.

Día de la madre: 3 etapas importantes en las que toda mamá debe cuidarse
Sobrepeso afecta mayormente a mujeres. Foto: Shutterstock

La obesidad es denominada una enfermedad crónica en la cual existen factores como los fisiológicos, psicológicos, ambientales, socioeconómicos y genéticos. Esta complicación se da principalmente en las mujeres, pues a partir de las cifras brindadas por la Encuesta Nacional de Situación Nutricional (ENSIN), se muestra que en el 2015 (año en el que fue realizada), el 22,4% de las personas que presentaban obesidad en Colombia son mujeres, lo cual despierta las alarmas dado que en los hombres el porcentaje es de 14,4, mucho más bajo en comparación al de ellas.

Visita a tu médico para que te proporcione una dieta balanceada. Foto: Shutterstock

A partir de la encuesta, se mostró que las condiciones genéticas, hormonales y medioambientales, son responsables de que las mujeres tengan una mayor disposición a presentar dicha enfermedad y tengan que llevar al hombro otras consecuencias como lo son: condiciones cardiacas, musculares, de los huesos, cáncer o diabetes.

Según explica el endocrinólogo, Martín Vásquez, hay tres circunstancias especiales en las cuales las mujeres suelen ganar mayor peso: embarazo, posparto y menopausia. “Durante estos periodos específicos, como la gestación, muchas mamás no controlan su dieta y pueden ganar hasta 10 kilos adicionales. El exceso de peso durante esta etapa puede conducir a generar otras enfermedades como la diabetes gestacional y la preeclampsia”, explica el experto.

Durante el embarazo hay mayor probabilidad de sufrir de sobrepeso. Foto: Shutterstock

Por su parte, el cambio hormonal que se presenta durante la menopausia afecta el gasto energético diario, en el que todo aquello que se consume no se gasta. Esto genera acumulación calórica y como consecuencia, sobrepeso y obesidad.

¡Apúntale a la disciplina para así prevenir!

Hay formas bastante sencillas en las cuales la disciplina será un factor crucial: Debes cuidar de tus hábitos alimenticios y realizar actividad física.

“Es primordial contar con asesoría nutricional apropiada que brinde a la mujer los parámetros de una alimentación saludable para una mejor salud en sus huesos y músculos. De este modo, es importante darle prioridad al consumo de vegetales, proteínas, carbohidratos, tener una hidratación adecuada y hacerlo todo sin exceso”, indica Vásquez.

Además de contar con dietas, las rutinas de ejercicio jugarán un factor fundamental. Puedes dedicarte a practicar rutinas cardiovasculares y de fuerza con las cuales se hace más fácil y efectiva la lucha contra esta enfermedad. Sin embargo, el experto señala que la obesidad no debe ser tratada de forma fraccionada Disminuir el consumo de alimentos y aumentar la actividad física deben complementarse con un tratamiento que integre otros aspectos como el psicológico, y los factores que el médico indique de acuerdo con cada paciente.

Pide compañía para que tu rutina de ejercicio se haga amena. Foto: Shutterstock

Prevenir la obesidad y hacer un control más efectivo del peso es evitar a su vez el desarrollo de algunas patologías que pueden presentarse solamente en ellas como, por ejemplo, el cáncer de mama o endometrio. “La obesidad en la mujer favorece la aparición de diabetes, hipertensión e infarto, incluso de manera mucho más agresiva de lo que ocurre en los hombres”, afirma el especialista y agrega que otros problemas derivados pueden ser los mecánicos “porque ese exceso de peso va dañando rodillas, tobillos, columna, cadera, y genera problemas ortopédicos o de apnea del sueño”.

Para garantizar buenos resultados con el objetivo de mantener un estilo de vida saludable, es importante que las mujeres comprendan que el control del peso va más allá de ser un tema de estética; se trata de tener buena salud para disfrutar de la vida “El amor propio y el respeto por el cuerpo es el punto de partida para empezar a cuidarnos. Es momento de comprender que hay que alimentarnos bien y hacer ejercicio, no para tener una figura esbelta, sino para que nuestro estilo de vida refleje un cuerpo saludable”, concluye Vásquez.

Juliana Palomino - Colombia.com