Colombia.com Bogotá Domingo, 10 / Abr / 2016

Diez rasgos que te convierten en una pareja horrible

Una relación es para mantenerla, no para arruinarla. Seguro que con esto te darse cuenta si eres una pareja horrible.

Diez rasgos que te convierten en una pareja horrible

¡Ojo esto es todo lo que no debes hacerle a tu pareja!

1. Celar todo el tiempo a tu pareja

Los celos enfermizos aplastan el amor y deshojan la autoestima de su esposa. Si este es tu caso, lucha con los celos, pide ayuda.

2. No aceptar los cambios

Cambiar es lo que nos hace crecer. Es imposible no desear cambiar en algo, porque aferrarse a lo establecido es quedarse estancados. Toda persona debe aceptar que en el devenir de las parejas van a existir cambios, incluso quien no acompaña los cambios del otro entra en crisis y corre el riesgo de perderlo. Para que el amor perdure es esencial reinventar nuevos pactos.

3. Rol de víctima

Sufres, nadie lo valora, no se le tiene en cuenta, que es así porque sufrió desde niño, que tuvo que salir a trabajar, que lo abandonaron

Si este es tu caso, asume que la autocompasión te mantiene atrapado en el dolor e impide tu progreso. La victimización es una droga destructiva que termina por matar tu deseo de ser libre del pasado doloroso.

4. Posee la queja como estandarte

Vivir en la queja es no asumir responsabilidades. Una cosa es que estés insatisfecho, lo cual es sano y te permite empezar a generar acciones para lograr cambios, otra es quedarse quieta. Abre de una vez tu boca para generar acciones y crea posibilidades.

5. Vive en un debate constante

No hay que hacer drama por todo. Si todo el tiempo peleas lo que logras es que la gente se aleje.  Debatir es un buen instrumento para ponerte de acuerdo en la crianza de los niños pero no para elegir la marca del dentífrico.

6. No socializa con su pareja ni con su familia

Vivir encerrados en una burbuja no permite que se crezca como pareja. Además socializar va muy unido a establecer buenas y sanas relaciones interpersonales.

7. Minimiza sus errores

Un problema grave es nunca aceptar la responsabilidad de sus acciones incorrectas. Es más, minimizarlas. Minimizar es la herramienta del inmaduro que no reconoce que sus actos son del tamaño de una montaña y quiere que todos vean simplemente un hoyo de golf. Este tipo de actitud te vuelve irresponsable y destruye todo a tu alrededor. Hacerse cargo es demostrar el hombre que habita en ti.

8. Miente de forma sutil y encubierta

Cuando la mentira se cuela comienza el deterioro progresivo. Mentir nunca es piadoso, es herir abiertamente.

9. Crea culpa

Quien crea culpas sobre otros es una persona manipuladora que no sabe cómo manejar sus propias inseguridades.

10. Avergüenza a todos

Hablar mal del otro no solo habla mal de ti sino que avergüenza a tu pareja.

DN / Colombia.com