Colombia.com Bogotá Domingo, 28 / Ago / 2016

Cinco errores fatales durante una ruptura

Terminas con tu pareja, no importa si fuiste tú o fue él. Hay reglas de oro para cumplir.

Cinco errores fatales durante una ruptura
Foto: YouTube

En medio de todo ese caos de emociones, a veces es inevitable no sacar el dolor de la pérdida y para lograrlo, algunas personas han cometido sendos errores de los que se han dado cuenta cuando ya es demasiado tarde enderezar el camino.

No obstante, es cierto que de los errores se aprende y por ello, hoy quiero hacerte ver 5 errores que habitualmente cometemos al terminar una relación afectiva, así como un excelente ejemplo de lo que deberías hacer ante esa compleja situación.

1. No terminar la relación cara a cara
Cualquiera que sea la razón por la cual quieres dar por terminada tu relación, no recurras a algo tan bajo como hacerlo a través de un mensaje de texto, una llamada a celular o un correo electrónico. Es cierto que quizá al dar la cara te expongas a una escena un tanto bochornosa para ambos, pero es correcto hacerlo, dar razones que sean válidas para la ruptura (aunque para el otro no lo sean) y ser capaz de quedar en los mejores términos posibles. Hacerlo de esta forma no solo expresa madurez, sino que además pone en evidencia que aprecias a la otra persona y por ello lo respetas al punto de tener el valor de dar la cara.

2. No ser coherente contigo misma y la situación
Si la ruptura te dolió tanto como dices, ¿te has preguntado qué haces sacándote fotografías saliendo de viaje o de fiesta, solo para disimular que todo está bien cuando en realidad estas destrozada? Es cierto que vivir en el dolor de una ruptura solo trae consigo sufrimiento, pero crear una pantalla de humo para enviar el mensaje opuesto a los amigos, familia y ex pareja, tampoco es la mejor idea.

Cada fase de la vida que produce dolor requiere ser superada y para ello, se debe ser lo suficientemente racional para no hacer locuras, mismas que a veces se cometen cuando el dolor es el dueño de la razón. Por eso, si te duele llora, habla con alguien al respecto, sal a caminar para despejar ideas y dale tiempo al tiempo. Si te es posible y de ayuda, haz un viaje, pero no trates de tapar el sol con un dedo.

Te puede interesar: ¿Por qué no me dice Te Amo?

3. Ventilar tus problemas
Algunas personas antes de terminar su relación ya han hablado de ello con todo el mundo, menos con su pareja. Otras lo hacen cuando ya la relación ha muerto y se dedican a contárselo a todo el mundo, cosa que tampoco es bueno que ocurra así. 

Jamás sabes dónde están tus enemigos o las personas que no te tienen mucha estima, ellas podrían alegrarse por tu sufrimiento. Puede ser que no te importe lo que digan de ti, pero el camino a la superación será más simple si hay menos gente a tu alrededor siendo feliz a causa de tus penas.

4. Perder tierra
No tiene nada de saludable pasar de ser la chica agradable a la que todos admiran por su capacidad de hacer lo correcto, a la que una vez terminada su relación y sufrir tanto, se convierta en alguien por completo opuesto.
No es que debas preocuparte por las apariencias, sino que una vez que hayas superado esta fase de sufrimiento no te descubras habiendo cambiado el concepto que los otros tienen de ti, e incluso el tuyo de ti misma.

5. Saltar de unos brazos a otros
Si la relación se terminó porque ya había otra persona en la mira, es entendible que te vean del brazo de alguien más recién hayas concluido tu antigua relación. Sin embargo, si ese no es el caso y solo vas en busca de otra persona para sacar el dolor y llenar el vacío, es mejor que lo evites. Un clavo jamás sacará a otro clavo, sino que, en lugar de darte un aliciente, lo único que traerá son problemas que no necesitas en la situación actual.

Colombia.com