Por: Karen Benavides • Colombia.com

Amputan piernas a un joven de 19 años por comer alimentos en mal estado

Un verdadero drama tuvo que sufrir un joven de 19 años luego de que le fueran amputados sus piernas y algunos dedos de las manos, tras consumir alimentos en mal estado.

Por comer alimentos en mal estado, a joven le tuvieron que amputar las piernas. Foto: Shutterstock
Por comer alimentos en mal estado, a joven le tuvieron que amputar las piernas. Foto: Shutterstock

Un verdadero drama tuvo que sufrir un joven de 19 años luego de que le fueran amputados sus piernas y algunos dedos de las manos, tras consumir alimentos en mal estado.

La intoxicación por alimentos que se presenta cuando se ingiere comida contaminada suele presentarse con gran frecuencia, y en los centros hospitalarios son numerosos los casos que se atienden respecto a esta enfermedad; no obstante, aunque parece algo inofensivo y para muchos no va más allá de un simple dolor de estómago y probablemente vómitos que desaparecen rápidamente, lo cierto es que el mal estado de los alimentos puede ser más peligroso de lo que imaginas.

Un caso que se dio hace algún tiempo en Estados Unidos, obtenido del Registro de Casos del Hospital General de Massachusetts y compartido por The New England Journal of Medicine, es la clara muestra de ello; se trata de un joven de 19 años que estuvo a punto de perder la vida por un plato de pasta y pollo que estaba en mal estado que su amigo había ordenado la noche anterior y había dejado en el refrigerador.

Tras comenzar a experimentar vómitos, dificultad para respirar, debilidad, dolor de cabeza, escalofríos, rigidez en el cuello, visión borrosa y algunos otros síntomas que cada vez empeoraban más, el joven ingresó por urgencias al hospital; fue remitido de forma inmediata a la Unidad de Cuidados Intensivos al presentar un shock séptico (por respuesta extrema del cuerpo a una infección) y un fallo multiorgánico.

Tal como lo dio a conocer el medio citado anteriormente, según los reportes de los expertos que lo atendieron, el paciente desarrolló una infección severa por cuenta de la bacteria Neisseria meningitidis, mejor conocida como meningococo; y es que, al parecer, el joven solo contaba con una vacuna contra el meningococo que le fue suministrada cuando estaba en primaria, y nunca recibió un refuerzo, como lo recomiendan los profesionales.

Tras las fallas que comenzaron a presentar los órganos de su cuerpo y los problemas en la coagulación de la sangre, ambos como consecuencia de la infección, los tejidos de este joven comenzaron a desarrollar gangrena, motivo por el cual tuvieron que amputarle sus dos piernas por debajo de la rodilla y algunos de los dedos de sus manos.

Aunque pudo haber sido peor pues la infección era de tal magnitud que pudo haber acabado con su vida, la vida de este hombre cambió, por completo y de forma drástica, tras recobrar la conciencia 26 días después de haber sido realizado el procedimiento.

“Las características más extraordinarias de este caso fueron sus trastornos hemorrágicos y la rapidez con la que empeoró la enfermedad… Lo que también llamó la atención fue su corta edad y la ausencia de factores de riesgo típicos”, comentó el Dr. Pavan K. Bendapudi, quien trató a este joven, en declaraciones recogidas por el portal ‘News Eseuro’. Vale la pena mencionar que el amigo de este joven, quien lo llevó a urgencias, también presentó signos de intoxicación pero sin mayores complicaciones.

Artículos Relacionados

+ Artículos