Por: Karen Benavides • Colombia.com

¿Cómo fortalecer el sistema inmune?: La alimentación y la hidratación son la clave

En épocas de pandemia, lo ideal es mantener nuestro cuerpo protegido, y esta es una necesidad que se puede satisfacer con una correcta alimentación y una buena hidratación diaria.

Actualización
Así debes hidratarte y alimentarte para fortalecer tu sistema inmune. Foto: Shutterstock
Así debes hidratarte y alimentarte para fortalecer tu sistema inmune. Foto: Shutterstock

En épocas de pandemia, lo ideal es mantener nuestro cuerpo protegido, y esta es una necesidad que se puede satisfacer con una correcta alimentación y una buena hidratación diaria.

En vista de la difícil situación que atraviesa el mundo al enfrentarse a una enfermedad que hasta hace poco era completamente desconocida para todos, se hace cada vez más necesario el fortalecimiento del sistema inmune de cada persona, esto con el objetivo de crear una barrera de protección en el organismo que disminuya el riesgo a contraer enfermedades.

Y es que, si bien es cierto que en este momento las medidas de bioseguridad son indispensables, como el uso de tapabocas y el distanciamiento físico, también se debe recurrir a otro tipo de métodos a nivel interno manteniendo una correcta nutrición y suministrando al cuerpo la cantidad de agua que necesita para su óptimo funcionamiento.

De hecho, estos dos factores no solo se deben tener en cuenta ahora que luchamos contra un virus, pues se requieren siempre para gozar de buena salud física y mental. Al respecto, el doctor Oscar Quintero, Director Médico en Abbott, comparte algunas prácticas de nutrición ideales en la rutina diaria, basadas en lo que comemos y la forma en la que nos hidratamos.

4 nutrientes indispensables

Las proteínas

Las proteínas son un nutriente que debe ser consumido varias veces al día, pues favorecen el funcionamiento de diferentes órganos del cuerpo; lo ideal es distribuir su ingesta a lo largo del día. Puedes encontrarlas en el pollo, el pescado, el huevo, los lácteos, los productos de soya, los frijoles, las legumbres, las nueces y las semillas.

Las nueces son una gran fuente de proteínas, grasas saludables, y vitaminas A,C y E. Foto: Pixabay
Las nueces son una gran fuente de proteínas, grasas saludables, y vitaminas A,C y E. Foto: Pixabay

La fibra

El consumo de fibra es necesario para mejorar la digestión de los alimentos y ayudar en la absorción de nutrientes cítricos; puedes encontrarla en alimentos como los cereales integrales, los frijoles, las legumbres, las frutas y las verduras.

Grasas saludables

Si tus actividades diarias te exigen estar en constante movimiento, este es un nutriente que no puede faltar en tu dieta, pues te ayudará a satisfacer las necesidades calóricas diarias de forma fácil y rápida. Está presente en pescados grasos, nueces, semillas, aguacate o coco.

Vitaminas y minerales

Para mantener un sistema inmune saludable y óptimo, debes consumir alimentos ricos en zinc, como la carne de res, el pollo, el yogur y las legumbres, y ricos en vitamina A, C y E, como frutas, verduras, productos lácteos, carne y nueces.

¿Cómo hidratarte?

  • Bebe mucha agua, en especial después de terminar actividades agotadoras o tu jornada laboral, en una cantidad considerable; sin embargo, tampoco es recomendable abusar de tu consumo pues esto solo provocaría una sobrehidratación, lo cual genera una pérdida de electrolitos.
  • Cuando una persona está correctamente hidratada, el color de la orina es claro o de un amarillo pálido, así sabrás que le estás dando la cantidad ideal de agua a tu cuerpo.
  • Si no eres muy amante a ingerir agua por su falta de sabor, puedes intentar agregando algunas rodajas de fruta o hierbas frescas para que sea mucho más agradable.
  • Come frutas y verduras ricas en agua, como el pepino, el apio, los pimientos, y la sandía; esta también es una gran fuente de hidratación.

Artículos Relacionados

+ Artículos