Por: Karen Benavides • Colombia.com

¿Cómo proteger a los niños de los gases lacrimógenos?

Los gases lacrimógenos pueden ser mucho más perjudiciales en los niños, por eso es importante que los protejas; esto es lo que debes hacer.

Gases lacrimógenos: lo que debes hacer para proteger a los niños en casa. Foto: Shutterstock
Gases lacrimógenos: lo que debes hacer para proteger a los niños en casa. Foto: Shutterstock

Los gases lacrimógenos pueden ser mucho más perjudiciales en los niños, por eso es importante que los protejas; esto es lo que debes hacer.

El uso de gases lacrimógenos por parte de las autoridades para dispersar a los manifestantes preocupa a la sociedad en general, especialmente ahora con la difícil situación que se está viviendo en Colombia en donde cada vez se cuestiona más el accionar de las autoridades con los civiles; y es que las víctimas ya no son solo los adultos, pues incluso los niños están sufriendo las consecuencias.

De hecho, no solo se trata de aquellos que se encuentran en la calle y, accidentalmente, terminan teniendo contacto con esta arma química, pues estos gases se dispersan rápidamente llegando a filtrarse, incluso, en los hogares en los que se encuentran las familias; es por esta razón que cada vez son más los menores perjudicados.

Efectos de los gases en los niños

Por lo general, el contacto con los gases lacrimógenos puede ocasionar visión borrosa, ardor o hinchazón de la nariz, asfixia, quemaduras en la piel, tos, entre algunos otros efectos; lo preocupante es que todos estos síntomas pueden ser mucho más severos en los niños, e incluso les puede provocar daños a largo plazo.

Según afirmaciones de Sven Eric Jordt, profesor de anestesiología en la Universidad de Duke para CNN, “los niños están especialmente en riesgo porque los gases lacrimógenos son más pesados que el aire. Está presente en concentraciones más altas del suelo, y los niños, al ser más pequeños de estatura, están expuestos a concentraciones más altas. Además, dado que sus pulmones son más pequeños cuando lo inhalan el riesgo de lesiones es mayor”.

Además, estudios han revelado que no solo se trata de la reacción inmediata ante el contacto con el gas, sino que entre mayor sea la exposición puede terminar generándose un daño más grave a largo plazo, como problemas respiratorios por cuenta de diferentes tipos de enfermedades.

¿Cómo protegerlos?

Es por eso que, aún si se encuentran resguardados en casa, es indispensable cuidar a los menores de los efectos catastróficos de esta arma química; para ello, el pediatra Leonardo Escobar comparte a través de sus redes sociales una guía sobre cómo proteger a los niños de los gases lacrimógenos, la cual te damos a conocer a continuación.

  • Retirar toda la ropa y los zapatos para quedar libre de cualquier residuo del químico.
  • Lavar la piel con una mezcla entre agua tibia y un poco de bicarbonato de sodio.
  • Sonarle la nariz para expulsar los gases, o limpiarla con suero fisiológico o una mezcla de agua con sal.
  • Disminuir los ruidos en el hogar para no afectar la audición.
  • Alejarlo de la zona de los gases.
  • Mezclar vinagre con zumo de limón, empapar un paño en dicho líquido y luego ponerlo alrededor de la cara, tocando la nariz y la boca principalmente; ten en cuenta que esto solo funcionará por unos minutos, pues luego se impregnará de gas.

Artículos Relacionados

+ Artículos