Por: Alexandra Mendez • Colombia.com

¿Qué es la psicología positiva y cómo influye en el bienestar del ser humano

Este tipo de psicología puede ayudar al ser humano a ver las tragedias desde una perspectiva diferente

Psicología positiva. Foto: Freepik
Psicología positiva. Foto: Freepik

Este tipo de psicología puede ayudar al ser humano a ver las tragedias desde una perspectiva diferente

En 1999, el científico Seligman definió la psicología positiva como “el estudio científico de las experiencias positivas, los rasgos individuales positivos, las instituciones que facilitan su desarrollo y los programas que ayudan a mejorar la calidad de vida de los individuos, mientras previene o reduce la incidencia de psicopatología”.

Asimismo, este tipo de psicología también es definida como el estudio científico de las fortalezas y virtudes humanas las cuales permiten adoptar una perspectiva más abierta respecto al potencial humano, sus motivaciones y capacidades, favoreciendo el desarrollo de emociones positivas que influyen en la salud y el bienestar.

De acuerdo con los expertos en el tema, una actitud positiva aumenta los recursos intelectuales, físicos y sociales de las personas para que puedan responder de la mejor manera cuando se presentan situaciones inesperadas o difíciles.

Resiliencia, la clave de la psicología positiva

A lo largo de este siglo, se han llevado a cabo diversos estudios que han concluido que una persona que tiene desarrollada una actitud positiva logra ser más resiliente y promueve a través de las emociones positivas la capacidad de afrontar de forma autónoma y efectiva situaciones que provocan estrés o daños psicopáticos en personas con una actitud pesimista.

A su vez, este tipo de tratamientos psicológicos incluyen virtudes cívicas institucionales que guían a los individuos a tomar responsabilidades sobre la comunidad y promueven características que mejoran la convivencia en un grupo.

La directora del Instituto europeo de psicología positiva en Murcia y Cartagena indican que la psicología positiva puede ayudar a tratar la tristeza y la ansiedad que se produce cuando se termina un ciclo. Este es el caso de el síndrome post vacacional, que no se trata de una enfermedad sino de una serie de síntomas que impiden la readaptación a la vida cotidiana en plenas facultades.

En este caso, la psicología positiva actuará como un calmante de pensamientos que permitirá a la mente adaptarse de forma gradual nuevamente a la rutina diaria. Una de las recomendaciones de la experta para este caso, es regresar a casa unos días antes de terminar las vacaciones.

A nivel clínico, uno de los objetivos de la psicología positiva es cambiar el marco de intervención hacia el desarrollo de estrategias terapéuticas que favorezcan la experiencia emocional positiva, ayudando a la prevención y tratamiento de problemas derivados de emociones y pensamientos negativos como la ansiedad, la depresión, la agresión y el estrés.

El concepto clave de esta herramienta es la resiliencia, puesto que hay personas que después de una tragedia se obsesionan con el desastre y adquieren comportamientos que les impiden continuar con su vida cotidiana.

En este caso, la resiliencia es una cualidad que puede desarrollarse a través de un proceso de aprendizaje, el reto consistirá en aprender a superar lo ocurrido y encontrar la fuerza en la experiencia para salir adelante, a través de pensamientos positivos y enfoques diferentes al dolor producido por la tragedia.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Vida y Estilo

Lo más leído en Colombia.com