HOME
 

RICARDO MONTANER - SUEÑO REPETIDO


El artista venezolano Ricardo Montaner repara el lanzamiento de Sueño Repetido, su nuevo disco para Warner Music International y décimo en su exitosa carrera. Como preámbulo, se lanza a radio La Clave del Amor, primer sencillo del álbum en el que de nuevo contó con la colaboración con el prestigioso productor Bebu Silvetti

Tres de los diez temas que incluye el álbum son de la autoría de Ricardo Montaner (letra) y Bebu Silvetti (música), quien también fue el productor del disco. Esta es la segunda vez consecutiva que Montaner y Silvetti se embarcan en un proyecto conjunto. El acompañamiento orquestal de Sueño repetido, fue grabado en los estudios Air Lyndhurst, de Londres, utilizando las mismas cuerdas que tanto relieve le dieron al disco anterior. La voz de Montaner se registró en los Extreme Studios de Miami.

Para escribir las letras de su más reciente trabajo discográfico, Ricardo Montaner se recluyó en Fisher Island, cerca de Miami, en los Estados Unidos. "Ni siquiera me llevé el teléfono celular", dice Montaner, "pese a que soy un verdadero adicto a ese aparato, que me permite estar en contacto permanente con mi familia mientras estoy de gira por el mundo".

"Escribía durante el día, mirando a las palmeras y a la espuma del mar", explica el artista, "y durante la noche, acompañado por la luna, que tiene una influencia muy poderosa sobre mí, y por las estrellas". "Me dejé crecer la barba", cuenta Montaner al pintar el retrato del artista en busca de inspiración, "y me aseguré que no me faltara una copa de buen vino". La calidad de las letras de Sueño Repetido es la mejor confirmación de que la fórmula surtió efecto, y el alto nivel poético encuentra su respaldo ideal en las melodías y arreglos de Bebu Silvetti.

Ricardo Montaner nació en Buenos Aires, Argentina, pero se mudó con su familia a Caracas, Venezuela, antes de cumplir los diez años de edad. En su primer grupo musical, Scala, Montaner tocaba la batería, pero pronto ocupó el lugar de primera voz.

El primer álbum de Ricardo Montaner vendió en 1986 más de 2,000.000 copias. Dos años después, su segundo trabajo discográfico llegó al primer lugar en el ranking de la prestigiosa revista Billboard. Simultáneamente, Montaner alcanza enormes niveles de popularidad en Venezuela, al actuar en el papel del médico en la telenovela más vista del país, Niña Bonita.

En 1991, Ricardo Montaner gana por primera vez la Gaviota de Plata, el premio mayor del Festival de la Canción de Viña del Mar, en Chile. También durante dicho año, más de un millón de personas asisten a los conciertos de Montaner en todo el continente, incluyendo presentaciones en el Madison Square Garden de Nueva York.

Un año después, la revista Billboard lo nombra Cantante Masculino del Año. Poco tiempo más tarde, Ricardo Montaner demuestra su profunda preocupación por el estado de la niñez en América Latina, y crea la fundación Hijos del Sol, para beneficiar a niños de bajos recursos económicos.

En 1996, después de haber grabado siete discos que alcanzaron niveles excepcionales de ventas y reconocimiento artístico, Ricardo Montaner firma contrato con Warner Music International, elevando su carrera a nuevos planos de alcance internacional. En su nuevo sello, Ricardo Montaner guía al juvenil dúo Servando y Florentino, que ha alcanzado enorme suceso.

A partir del lanzamiento en 1999 de Ricardo Montaner con la London Metropolitan Orchestra, el artista se embarcó en extensas giras que lo mostraron frente al público acompañado de las mejores orquestas sinfónicas del continente. "Este disco superó todas mis expectativas", confiesa Montaner; "el placer de presentarme en el famoso teatro Teresa Carreño de Caracas, con el respaldo de un centenar de músicos que estaban sobre verdaderos edificios de andamios, fue realmente increíble".

Ricardo Montaner sintió el comienzo del nuevo milenio con particular intensidad. "Me dediqué muchísimo durante el año 2000 a buscar una consolidación íntima, a compenetrarme con mis hijos", dice Montaner, "para que no quede ninguna duda de que ellos conocen al verdadero ser humano, al que yo soy por dentro, y no al señor que aparece en la televisión". Ricardo Montaner está casado con Marlene Rodríguez Miranda desde hace más de diez años.

Desde que en 1984 publicó su primer disco, Ricardo Montaner se ha caracterizado por ser un artista de exquisito refinamiento y buen gusto a la hora de entrelazar versos y melodías. "Yo espero trascender mucho más como autor que como intérprete", afirma Montaner. "Cuando tenga sesenta años quizás mi voz no sea tan buena, pero mis letras habrán ganado en profundidad, porque tendré más experiencia, comprenderé mejor la vida misma".


SECRETOS A VOCES

Uno de los secretos de Montaner es el saber aproximarse a la composición como si fuera un fotógrafo. "El nudo central de mis historias ha sido contado muchas veces: dos seres humanos se encuentran, se conocen, y se enamoran". Y agrega enseguida: "Lo que intento hacer cuando escribo una letra es dedicarle mucha atención a los detalles que rodean a la historia de amor en sí, al ambiente en el cual este romance transcurre. Es como si yo estuviera tomando fotografías, sólo que en lugar de una cámara, mi instrumento es la poesía", concluye Montaner.

El primer éxito a nivel internacional de Ricardo Montaner llegó en 1988, cuando en un disco que llevaba su nombre incluyó Tu Piano y mi Guitarra, un dúo con el cantante y compositor argentino Alejandro Lerner. Dos temas de ese mismo álbum, Tan Enamorados y Sólo con un Beso, llegaron al primer lugar en el ranking publicado por la revista Billboard, y convirtieron a Montaner en el baladista con mayor suceso en ventas de toda América Latina.

En Venezuela, Ricardo Montaner ya era un artista de popularidad enorme, desde que en 1986 una de sus canciones Yo te amé había sido el fondo sonoro de una popular telenovela. En apenas cuatro meses, 250.000 copias del tema fueron vendidas y le valieron a Montaner sus primeros discos de oro y platino.

Cuando se inicia la década de los años noventa, Ricardo Montaner ya es presencia habitual en los Estados Unidos, donde sus conciertos en el Orange Bowl de Miami congregan a más de 30.000 personas. En 1991 arrasa con el mayor número de premios del festival de Viña del Mar, incluyendo la Gaviota de Plata.

Antes de que acabe 1991, Ricardo Montaner recibe también el premio ACE de Nueva York como Revelación Masculina del Año, y obtiene un nuevo disco de platino por su tercer álbum, Un Toque de Misterio. El éxito se traduce en un inmenso poder de convocatoria a sus conciertos: más de un millón de entradas vendidas en México; llenos totales en Los Angeles y en el Madison Square Garden de Nueva York; diez recitales completamente vendidos en el Teatro de Bellas Artes de Puerto Rico.

En enero de 1992, la revista Billboard lo proclama Cantante del Año. Al año siguiente, Montaner bate un nuevo récord al dar tres conciertos en el mismo día en Puerto Rico. También durante 1993, llega a la pantalla grande de la mano de Aladino, al grabar el tema en español de la popular película de Disney.

Los Hijos del Sol; Montaner y sus Amigos; Todos Juntos; Una mañana y un Camino y Viene del Alma son los siguientes proyectos discográficos de Ricardo Montaner. Estos discos le deparan a Montaner satisfacciones tales como obtener el mayor número de nominaciones para los premios Ronda de Venezuela. Hasta hoy, Montaner lleva vendidos un total de más de 6.000.000 de discos, cifra que pocos artistas latinoamericanos han conseguido alcanzar.