Por: Redacción Colombianos • Colombia.com

Julio Medina, el pionero de los colombianos en la televisión de los Estados Unidos

Este chiquinquireño salió de Colombia buscando el sueño americano en los Estados Unidos y se convirtió en pionero de los actores colombianos en la televisión de ese país.

Julio Medina nació en Chiquinquirá y con 21 llegó a los Estados Unidos, lugar en el que se hizo actor. Foto: Twitter @CaracolTV
Julio Medina nació en Chiquinquirá y con 21 llegó a los Estados Unidos, lugar en el que se hizo actor. Foto: Twitter @CaracolTV

Este chiquinquireño salió de Colombia buscando el sueño americano en los Estados Unidos y se convirtió en pionero de los actores colombianos en la televisión de ese país.

La mayoría de los colombianos conocemos a Julio Medina y la primera frase que se viene a la cabeza es la de “señor actor”, no solo por su calidad interpretativa, sino por su don de gentes, educación y caballerosidad.

Actualmente en la televisión y el cine se ven actores con poca preparación que logran relativo éxito, también los que solo han necesitado de su aspecto físico y se consideran grandes estrellas, pero para un hombre nacido en la muy católica Chiquinquirá, ser el pionero de los actores colombianos en la televisión y el cine de los Estados Unidos lo llena de alegría y nostalgia, sin embargo, el ser un hombre sencillo y con humildad en el corazón no le permite el engreimiento.

Julio Medina Salazar nació en Chiquinquirá, Boyacá, pero se trasladó a Bogotá con trece años, en la fría capital estudió y comenzó a despertarse en él su gusto por las actividades artísticas, fue testigo del Bogotazo con apenas 15 años y a los 21 se fue a los Estados Unidos a hacer realidad su sueño de ser actor en ese país.

Llegó sin saber inglés, y podando césped y lavando piscinas pagó sus estudios de inglés, pero también fue locutor y periodista, escribió para diferentes publicaciones y llegó a formar parte de la lista de actores del famoso Actor Studio, junto a actores como Al Pacino y Paul Newman.

Aunque su carrera estuvo marcada por papeles secundarios, logró vivir de la actuación y su trabajo fue reconocido por su calidad y además su carisma y personalidad le permitieron labrar amistades con personajes del medio.

Medina debutó en 1965 con un papel en la serie Gunsmoke, la serie con más episodios en la historia de la TV de ese país hasta 2018, luego vinieron El Gran Chaparral, Kung Fu, Baretta, El Zorro, Hardcastle & McCormick, Airwolf, entre otros.

En 1984 regresó a Colombia y desde entonces ha participado en numerosas producciones en las que su talento siempre ha estado vigente y se ha convertido en una referencia para los actores, gracias a su calidad y mística, pero especialmente como persona, la misma de un boyacense que no deja de pronunciar ese “sumercé” para las personas a quien respeta y estima.

Hoy se encuentra alejado de las cámaras, pero todos coinciden en que ha dejado una huella muy profunda en la televisión colombiana que jamás será borrada.

Artículos Relacionados

+ Artículos