Por: Redacción Colombianos • Colombia.com

Ruven Afanador, dramatismo y elegancia en lo más alto de la fotografía mundial

Un colombiano dejó su tierra bumanguesa y desde muy joven sus sueños se iluminaron, trabajó duro para evitar que sus aspiraciones se velaran y desde hace décadas es uno de los más consagrados fotógrafos del mundo.

Nacido en Bucaramanga y afincado en New York por más de tres décadas, Ruven Afanador es uno de los fotógrafos más reconocidos del mundo. Foto: Facebook Cromos
Nacido en Bucaramanga y afincado en New York por más de tres décadas, Ruven Afanador es uno de los fotógrafos más reconocidos del mundo. Foto: Facebook Cromos

Un colombiano dejó su tierra bumanguesa y desde muy joven sus sueños se iluminaron, trabajó duro para evitar que sus aspiraciones se velaran y desde hace décadas es uno de los más consagrados fotógrafos del mundo.

Existe un colombiano acostumbrado a hacer portadas, pero no aparece en ellas, porque a pesar de gozar de prestigio mundial, parte de su trabajo es hacer que otros brillen con fuerza, frente a su cámara han posado las más importantes estrellas del cine y la televisión, y su lente ha captado a las descollantes figuras de la música y también de la política.

Un hombre nacido en Bucaramanga se apasionó desde muy joven con la luz y la estética, y aunque no tenía entre sus planes ser fotógrafo, logró concebir una visión particular del mundo y de sus elementos armado de una cámara.

Ruven Afanador es considerado desde hace varios años como uno de los mejores fotógrafos del mundo, el buen nombre de este colombiano ha consolidado un sello y una calidad que permiten a sus creaciones gozar de un toque artístico único y sin comparación.

Siendo un adolescente partió junto con su familia hacia los Estados Unidos, allí la gracia y el magnetismo del ambiente iluminó su espíritu haciendo que poco a poco la fotografía se internara en sus gustos y convicciones, hasta que finalmente se convirtió en su pasión.

El ambiente de la estética y la belleza cautivó a Ruven Afanador, que, sin pensarlo, se embarcó en una travesía europea que tuvo como sede a Milán, una de las mecas de la moda y el diseño, allí logró definir su estilo y desarrollar un gusto especial por los retratos, fue combinando el agrado por los recintos interiores con la luz del día y sus contrastes mágicos al aire libre.

El colombiano, imponente por su elevada estatura, se radicó luego en New York y rápidamente pasó a formar parte del selecto grupo de los mejores fotógrafos de la moda, en la gran manzana no hubo portada que se le resistiera, las mejores y más prestigiosas publicaciones, entre las que se destacan GQ, Vogue, Vanity Fair y Elle, querían su trabajo, que con los años alcanzó nuevas dimensiones.

Ruven Afanador ya no era solamente un solicitado fotógrafo de moda, sus modelos dejaron de ser jóvenes glamorosas y expresivas, y con más frecuencia otros rostros quedaban en el registro de su lente, los más destacados actores como Robert de Niro y Al Pacino y políticos de la talla de Barack Obama y Hillary Clinton lograron mostrar matices que solo el fotógrafo bumangués logró explotar y plasmar en fotografías que más que un documento, son creaciones artísticas.

Rolling Stones y The New York Times Magazine contaron con portadas de Afanador, sus obras cuentan con toques que solo él puede otorgar; el erotismo, la elegancia y el dramatismo son elementos casi patentados y representativos de su trabajo.

Como buen colombiano, por más que se esté fuera de la patria, siempre el lugar donde se nació atrae, magnetiza y enamora, por eso a través de su reconocida técnica y visión plasmó una Colombia artística, única, estética y colorida, pero a la vez dramática, humana y contundente.

Ruven Afanador es un orgullo colombiano y su trabajo sirve de ejemplo para todos aquellos que quieren plasmar su propia visión de la vida obturando la fe y la pasión por lo que se hace.

Artículos Relacionados

+ Artículos