Colombia.com Bogotá Martes, 17 / Dic / 2013

Recomendaciones para una buena compra de pollo Colombiano en las fiestas decembrinas

En la celebración de las fiestas decembrinas elegimos la carne de pollo como el ingrediente principal para los platos que servirán durante los festejos. Tanto así, que la producción en las granjas avícolas del país aumenta para finales de año cerca del 10%. 

Recomendaciones para una buena compra de pollo Colombiano en las fiestas decembrinas
Recomendaciones para una buena compra de pollo Colombiano

Nuestras recomendaciones para hacer una excelente compra, tenga en cuenta la calidad durante la selección en el mercado y tenga en cuenta que el pollo siempre debe estar refrigerado o congelado, evite comprar el pollo que no tenga estas condiciones.

“La carne de pollo tiene que estar siempre refrigerada a temperaturas por debajo de 4°C, no debe estar almacenada con otros productos y los aspectos a evaluar para conocer su buena calidad son: el color de la carne debe ser rosada clara, el olor agradable y fresco, la consistencia de la carne firme y al presionarla deberá subir rápidamente, y la piel no debe ser pegajosa”, recomienda Graciela Barriga Martínez, nutricionista asesora de la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi).

Al momento de comprar el pollo se debe hacer en un establecimiento que ofrezca buen manejo y conservación como en expendios de carnes, tiendas de pollo con marca propia, almacenes de cadena o tiendas reconocidas. Lo más importante es que el sitio debe tener muy buenas condiciones físicas, es decir, que el sitio esté limpio, tenga material sanitario en sus paredes, el personal tenga su dotación y por supuesto la exhibición del producto refrigerado o congelado.

Es primordial tener la certeza que el pollo congelado normalmente el importado no haya sido descongelado para ser comercializado como un producto refrigerado y que tenga toda la información pertinente como fecha de vencimiento, fecha de sacrificio y de importación.

“Cuando compre pollo la mejor opción es refrigerado –que generalmente es colombiano y brinda la garantía de no haber pasado por un proceso de congelación-. Siempre es importante mantener la cadena de frío y no debe estar más de 30 minutos a temperatura ambiente porque es susceptible de contaminación. Por ejemplo, para descongelar de forma segura la carne debe pasar del congelador al refrigerador y se requieren más o menos 24 horas. Si  olvido  hacerlo, empaque el pollo en una bolsa impermeable y sumérjalo en agua fría limpia. También se puede hacer en el horno microondas, teniendo el cuidado de prepararlo inmediatamente”, afirma Graciela Barriga.

Al preparar el pollo es indispensable mantener las manos y utensilios limpios, lavar los ingredientes adicionales, cocinar hasta temperaturas adecuadas y separar los alimentos crudos de los cocidos. Para saber si está bien cocinada la carne trinche con un tenedor y no debe salir sangre.

Una de las sugerencias a seguir y más en estas fechas de diciembre- es enfriar el pollo que no consumirá rápidamente de una manera sencilla. El primer paso es conservar el pollo en un recipiente cerrado y el segundo ponerlo sobre un envase más grande con hielo y agua para un choque térmico. Se puede comer en las próximas 24 horas y para recalentarlo debe hacerse a temperatura altas.

No descuide su salud y la de su familia, compre un buen pollo.

Lo más leído en Gastronomía