Por: Jessica Mutis • Colombia.com

¡Ojo! Oso de anteojos se escapó del Parque Jaime Duque

El mamífero llamado Tamá, se encontraba en cuarentena llevaba 15 días en el parque, tras ser rescatado en Santander. Al parecer rompió las mallas de seguridad y se internó en la zona boscosa del lugar.

El mamífero llamado Tamá, se encontraba en cuarentena llevaba 15 días en el parque, tras ser rescatado en Santander. Foto: www.car.gov.co
El mamífero llamado Tamá, se encontraba en cuarentena llevaba 15 días en el parque, tras ser rescatado en Santander. Foto: www.car.gov.co

El mamífero llamado Tamá, se encontraba en cuarentena llevaba 15 días en el parque, tras ser rescatado en Santander. Al parecer rompió las mallas de seguridad y se internó en la zona boscosa del lugar.

El reporte se dio desde el jueves de la semana pasada y aun no hay rastros que den con el paradero del animal. Las autoridades ambientales de Cundinamarca están buscando al oso de anteojos que se escapó de la reserva natural Bioparque Wakatá de la Fundación Parque Jaime Duque, que está ubicado en el municipio de Tocancipá, al norte de Bogotá.

Por su parte, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) señalo que en efecto el animal rompió las mallas del lugar y huyó, así mismo hicieron un llamado a las comunidades aledañas al bioparque para estar alerta de los movimientos del oso e informar de inmediato en caso de observarlo. En caso de avistar al animal, apuntó la autoridad ambiental, se recomienda no ofrecerle comida ni atacarlo. 

Cabe mencionar que el oso tal como menciono Corponor, es un macho de 180 kilogramos de la familia Ursidae, entre sus características generales destaca que suelen medir entre 1,30 y 1,90 metros de altura y pesar entre 80 y 125 kilogramos. 

Hasta el momento, biólogos de la autoridad ambiental se encuentran haciendo un rastreo en las zonas aledañas al parque, con especial énfasis en las áreas de bosque denso en las cuales, se presume, se podría haber internado el oso. Esa región, como indicó la Fundación Parque Jaime Duque, se encuentra limitada por cercas que la separan de predios cercanos. 

De acuerdo al portal experto animal, los osos de anteojos son animales omnívoros y tienen adaptaciones para este tipo de dieta, como la forma especial de su cráneo, la dentición y un pseudopulgar que les facilita el manejo de alimentos fibrosos como los vegetales duros, pues  basan su diet

a en palmeras, cactus y bulbos de orquídeas. Cuando ciertos árboles comienzan a dar frutos, los osos se alimentan de ellos e incluso, construyen su nido en él para comer directamente después de descansar. Las frutas les proporcionan una gran cantidad de carbohidratos, proteínas y vitaminas.

Pero al ser omnívoros, también se alimentan de carne que extraen de animales ya muertos como conejos y tapires (una especie de animal ungulado), aunque también de ganado. Siempre existen fuentes de alimento disponibles para estos esos en sus hábitats de origen, por lo que los osos de anteojos no hibernan. 

Artículos Relacionados

+ Artículos