Actualización: Mié, 15 / Feb / 2017 11:58 am
Miércoles, 15 / Feb / 2017

Cinco ejercicios que ayudan a tratar las enfermedades crónicas

Las enfermedades crónicas no transmisibles son de larga evolución que compromete la calidad de vida de quienes las padecen, siendo el 63% de las causas de mortalidad del mundo. 

Cinco ejercicios que ayudan a tratar las enfermedades crónicas

La OMS, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) celebran el 4 de febrero el Día Mundial contra el Cáncer, una enfermedad crónica a la que se le atribuyen 8,2 millones de muertes ocurridas en 2012, según cifras otorgadas por la Organización Mundial de la Salud, la cual también afirma que el 30% de los cánceres se pueden prevenir con un modo de vida sano.

Te puede interesar: ¿Cómo prevenir el cáncer colorrectal?

El Doctor Alejandro Sarmiento, líder científico de Bodytech, explica de qué se tratan las enfermedades crónicas y la importancia de implementar el ejercicio y una alimentación saludable para prevenirlas o tratarlas:

Las enfermedades crónicas no transmisibles son enfermedades de larga evolución que compromete la calidad de vida, autoestima e independencia de quienes las padecen, siendo el 63% de las causas de mortalidad del mundo.

Como enfermedades crónicas se incluyen la diabetes, el cáncer, la osteoporosis, las enfermedades cardiacas o del corazón y algunas enfermedades respiratorias.

Cinco ejemplos de ejercicios que ayudan a tratar o mejoran las enfermedades crónicas:

1. Caminata de 30 minutos diarios, por lo menos 5 veces a la semana con una intensidad moderada para control de peso.

2. Trote de 25 minutos 3 veces a la semana, de intensidad moderada a fuerte.

3. 50 Saltos diarios con los 2 pies para evitar osteoporosis en la cadera.

4. Rutina de fuerza que involucre 2 ejercicio del tren superior: Push ups o planchas, remo o halon. Zona central: abdominales y lumbares. Y 2 ejercicios del tren inferior: sentadilla y prensa, de 2 a 3 veces a la semana

5. Estiramientos 2 veces a la semana.

Aunque las recomendaciones que debe tener en cuenta una persona con alguna enfermedad crónica al momento de realizar actividad física depende del tipo de enfermedad y lo avanzada que se encuentre en el paciente, es importante realizar un mantenimiento de su calidad de vida y funciones: Función ABC (Actividades básicas cotidianas) como comer o entrar al baño, y las actividades de la vida diaria, por ejemplo el desplazarse para ir al trabajo.

En el caso del cáncer por ejemplo, la actividad cardiovascular favorece la pérdida de masa muscular que ocasionan los diferentes tratamientos que combaten la enfermedad. Del mismo modo, de acuerdo al estadio del paciente y el nivel del tratamiento que realice, se determina la intensidad del ejercicio, moderada o menos, no se tiene la misma energía y condición después de una quimioterapia.

Si bien no elimina por completo el desarrollo de la enfermedad en el ser humano, la actividad física y una buena alimentación hace que se tenga menos riesgo de padecer una enfermedad crónica.

El estilo de vida saludable es una base fundamental en el manejo de las enfermedades crónicas, por lo que es importante:

- Dieta con un alto contenido de proteína, entre 1,2 a 1,5 gramos por Kg de peso; por ejemplo si pesas 50 kg debes consumir 75 gramos de proteína de carne, pollo pescado, huevo, etc.

- Modificación de los hábitos nutricionales con una ingesta de 5 porciones entre frutas y verduras al día.

- Disminuir la ingesta de carbohidratos simples como dulces, gaseosas, etc.

- Evitar las preparaciones fritas y consumir preferiblemente alimentos asados o al vapor.

- Adicionalmente, el ejercicio cardiovascular debe ser por lo menos de 150 minutos a la semana, con intensidad moderada fraccionada, mínimo 3 veces por semana, el cual puede realizarse en cualquiera tipo de equipo (caminadoras, elípticas, ciclas, etc) o con clases grupales de predominio cardiovascular como cross tech, body cmbat, rumba, indoor cycling, danzika, entre otras; esto dependiendo de los gustos de la persona.

- Trabajo de fuerza mínimo 2 a 3 veces por semana que involucre las zonas del cuerpo que son tu objetivo.

- Trabajo de estiramiento o flexibilidad durante todas y cada una de las sesiones.

Te puede interesar:

#Mujeres ¿Sabía que lo que come una mujer décadas antes de embarazarse también influye en el futuro del bebé?

Posted by Colombia.com on Wednesday, February 15, 2017

Colombia.com