Actualización: Mar, 22 / Abr / 2014 10:15 am
Martes, 22 / Abr / 2014

¿Qué le pasaría al cuerpo que no consume grasas?

Archivado en Nutrición

“Sería un cuerpo débil por falta de las vitaminas que esta ayuda a absorber; sería un cuerpo sin fuerza por la ausencia de energía que esta le provee y por último, se mantendría frío porque las grasas le dan el calor necesario”. María Paula Estela,  Nutricionista y Dietista de la Universidad Javeriana.

¿Qué le pasaría al cuerpo que no consume grasas?

El consumo de grasa es un tema que preocupa a la mayoría de familias. Quien esté bien informado siempre sabrá qué hacer, qué decisión tomar y cuáles son aquellos mitos a los cuales no hay que hacer caso.

Entonces ¿quiere saber qué le pasaría si no consume grasa?

1.    Pondría en riesgo el crecimiento de un niño y la prevención de enfermedades propias de la deficiencia de vitaminas liposolubles o solubles en grasa, ya que estas actúan como conductor de todas las vitaminas que se reciben al consumir alimentos, así:

- La vitamina A es indispensable para el crecimiento y adecuado desarrollo de la visión, especialmente nocturna.

- La vitamina D es esencial para la formación de huesos y dientes.

- La vitamina E es un poderoso antioxidante para prevenir enfermedades como el cáncer.

- La vitamina K juega un papel indispensable en los procesos de coagulación en sangre.

2.    Afectaría el desarrollo cerebral, pues brinda el aporte total de los omegas 3 y 6, ácidos grasos que el cuerpo no es capaz de producir por sí mismo.

3.    No tendría energía para caminar, correr y llevar una vida diaria normal, especialmente en periodos de ayuno prolongados.

4.    Sentiría frío todo el tiempo, ya que la grasa actúa como un abrigo y permite mantener la temperatura óptima de su cuerpo.

5.    Estaría más vulnerable en casos de golpes o caídas porque actúan como un amortiguador para proteger el cuerpo y sus órganos internos.

6.    Estaría más propenso a enfermarse, puesto que las grasas contribuyen en los procesos inmunitarios.

Ya ha podido darse cuenta los riegos que corre usted y su familia sin el debido aporte de grasas, ahora, consuma según su dieta diaria la cantidad óptima que mantenga su salud y disfrute de una alimentación balanceada que lo mantenga sano, activo y feliz.