Actualización: Jue, 15 / Mar / 2018 10:00 am
Jueves, 15 / Mar / 2018

Chequeo preventivo, un aliado contra las enfermedades silenciosas

El chequeo preventivo es la mejor forma de identificar factores de riesgo y enfermedades crónicas como la diabetes, el colesterol alto o la hipertensión.

Chequeo preventivo, un aliado contra las enfermedades silenciosas
Foto: Archivo

Diagnosticar a tiempo una enfermedad aumenta las probabilidades de recuperación y prevenir secuelas, incluso se puede evitar la aparición de una afección en personas que tienen factores de riesgo como antecedentes familiares de problemas cardiovasculares o cáncer. Gracias a los chequeos preventivos es posible diagnosticar afecciones como enfermedades pulmonares o renales, en fases en las que no hay síntomas. “20% de las personas que se someten a una revisión preventiva de su estado de salud logra identificar que padece alguna patología”, asegura el Doctor Juan Carlos Hernández, Coordinador del Servicio de Urgencias de la Clínica del Occidente.

Te puede interesar: Mitos y realidades de la endometriosis

Casi la mitad de las personas con hipertensión no está diagnosticada porque no sabe que la padece. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud OMS, la hipertensión cobra la vida de 9.4 millones de personas cada año en el mundo, a pesar de que esas muertes se habrían podido evitar con un chequeo preventivo. En América Latina y el Caribe entre el 20 y el 35% de la población adulta tiene hipertensión.

“Detectar a tiempo la hipertensión arterial permite evitar que se desencadene un infarto o un evento cerebral. El gran error de los pacientes radica en no consultar a su médico ni hacerse exámenes de rutina, porque no sienten molestias. Muchas enfermedades silenciosas solo presentan síntomas en etapas avanzadas, entonces ese argumento es suficiente para realizarse un chequeo preventivo al menos una vez cada año, aunque la frecuencia varía por factores como la edad y los antecedentes familiares de cada persona, entre otros”, explicó el Doctor Hernández.

Si bien la OMS recomienda hacerse un chequeo general a partir de los 45 años, a continuación el Doctor Hernández recomienda algunos de los  chequeos preventivos que las personas se deben realizar según la edad y sexo.

- De 18 a 39 años: Se requiere examen físico, oftalmológico y las pruebas de laboratorio para verificar los niveles de hemoglobina, colesterol, glucosa y triglicéridos. En el caso de las mujeres que ya iniciaron su vida sexual o cumplieron 21 años, un Papanicolau permitirá detectar lesiones que podrían derivar, posteriormente, en cáncer de cérvix. A partir de los 30 años las mujeres deben hacerse una prueba para detectar el Virus del Papiloma Humano (VPH).

- De 40 a 64 años: Mamografías, exámenes para detectar osteoporosis, cáncer de piel y de pulmón son los reglamentarios para las mujeres; mientras que en el caso de los hombres mayores de 40 años se recomienda el examen de próstata.

En adultos se debe realizar exámenes de detección de cáncer de colón a partir de los 50 años, y repetir la colonoscopia regularmente cada 10 años. Sin embargo, existen factores en algunas personas que las hace más propensas al cáncer de colón, en ellos se aconseja practicarse las pruebas de detección antes de los 50, dependiendo de las características puede ser recomendable la colonoscopia a los 30 años o a los 40.  

- De 65 años en adelante: Es necesario hacer pruebas para indagar sobre pequeños derrames cerebrales, agudeza visual, audición, tonometría, presión intraocular, evaluar las pulsaciones de la arteria carotidea, encargada de distribuir la sangre que parte desde el corazón hasta la cabeza- para identificar si existe algún grado de obstrucción, y palpación de la glándula tiroidea que permite descartar o detectar signos de trastornos metabólicos provocados por cambio de tamaño.

Te puede interesar:

Solo se necesita tomar dos para que se genere un estilo de vida activo y vigoroso

Posted by Colombia.com on Thursday, March 15, 2018

Colombia.com