Actualización: Jue, 23 / Jun / 2011 1:58 pm
Jueves, 23 / Jun / 2011

Conoce los 8 mandamientos para mantener la línea

Cuando logramos bajar esos kilitos de más, no nos damos ni cuenta y ya los recuperamos nuevamente. A continuación te entregamos los 8 mandamientos para cuidar y mantener la línea.

Conoce los 8 mandamientos para mantener la línea
Siempre desayunarás
El desayuno es la acomida más importante del día, pues tu organismo ha estado en ayunas durante 8 o más horas. Tomar desayuno te entrega la energía necesaria para la jornada y además te ayuda a llegar con menos hambre al almuerzo, lo que te permite comer menos cantidad a esta hora. Asimismo, el desayuno es la comida que se quema más rápido.

Respetarás las 5 comidas diarias
Durante el día debes tener 5 comidas: desayuno, merienda de medio día, almuerzo, merienda de media tarde y cena. Respetar estas 5 raciones de comida te permite mantener tu metabolismo activo y quemando energía, con lo que almacenas menos materia grasa. Además, de esta forma te mantienes sin hambre y evitas esos atracones en que te comes todo lo que encuentras en la nevera.

Cenarás liviano

Comer por la noche es lo que más engorda, pues luego de la cena prácticamente no gastamos energía, ya que nos vamos a la cama. Bien por aquellas picaronas que gastan energía en la cama. Para las demás, la cena debe ser muy ligera. Una ensalada de verduras frescas, preferentemente verdes, acompañada de una porción de atún al agua, o de pollo a la plancha es perfecto.

Beberás
Por si no lo sabías, las calorías que aporta el alcohol son muchas más que las que aportan los carbohidratos o las proteínas. Si no lograbas hasta ahora explicarte por qué no bajabas de peso, a pesar de cuidar tu alimentación, ahora lo sabes: esas copitas del fin de semana son las responsables. Si quieres mantener un peso ideal, olvídate del alcohol en grandes cantidades. Una opción menos calórica es tomar vino o champaña, que aportan menos calorías por cc.

Te alimentarás en forma natural
Comienza a despedirte de las frituras, de los alimentos refinados y de la comida chatarra. Mientras más natural sea tu alimentación, menos te costará perder peso y mantener la línea.

Privilegia las verduras y frutas frescas, las legumbres, el pescado, las carnes magras, los cereales, etc., y olvídate de las bollerías, los congelados y la comida preparada.

Te darás un gusto

Cuidarte de las tentaciones y de las comidas ricas las 24 horas los 7 días es imposible e insoportable. Por eso, de vez en vez permítete un caprichito y disfruta del helado o el chocolate que tanto te gusta. Eso sí, esto no está permitido todos los días y recuerda que para disfrutar de ese gusto debes hacer pequeños sacrificios, como por ejemplo restar calorías al almuerzo o en la cena.

Beberás mucha agua
Debes beber entre 8 a 10 vasos de agua al día. Esto te ayudará a eliminar las toxinas de tu organismo, mantendrá tu piel y cabello hermosos, contribuirá a contrarrestar la celulitis y te ayudará a mantener el apetito a raya.

Harás ejercicio
No hay dieta ni régimen que dé resultado si no se combina con actividad física. Anímate a practicar algún deporte que te guste al menos 3 veces por semana durante mínimo 45 minutos. Ejercitarte no sólo te ayudará a mantener la línea, sino que además mejorará tu ánimo, te dará energía y subirá tu autoestima.