Actualización: Mar, 13 / Sep / 2011 3:14 pm
Martes, 13 / Sep / 2011

Los defectos que odiamos en nosotras, pero a ellos les encantan

Te encantará saber que muchos defectos que nosotras odiamos, ellos los adoran. Entérate de cuáles son en el siguiente artículo.

Los defectos que odiamos en nosotras, pero a ellos les encantan
Las mujeres vivimos fijándonos en nuestros defectos, intentando ocultarlos y disimularlos como sea, pues pensamos que así como nosotras los vemos y detestamos, ellos también.

Pero lo cierto es que muchas de las imperfecciones que a nosotras nos acomplejan, a ellos, por el contrario, los vuelven locos.

Tal es el caso por ejemplo de los kilitos de más. Casi todas las mujeres consideramos que nos sobran un par de kilos, ¡aunque estemos delgadas! Pero a los hombres no les atrae un esqueleto sin nada que agarrar. A ellos les encantan las curvas, ¡así que no las hagas desaparecer!

Muchas veces esas caderas prominentes, esos pechos voluminosos o esa cola llamativa, que nosotras tratamos de disminuir, a ellos les parece el más puro símbolo de femineidad.

Otro “defecto” que los hombres adoran son las pecas y los lunares. ¡Y nosotras nos esforzamos por cubrirlos con lápiz corrector o con base de maquillaje! Pues bien, es hora de que dejes de taparlos, porque lo cierto es que ellos no encuentran nada más sexy que esas pecas coquetas y esos lunares seductores.

Las marcas de la edad también son una característica que los chicos pueden encontrar muy sexy y que nosotras por el contrario, odiamos. Las arrugas son sinónimo de experiencia y sabiduría, algo que a los hombres les llama mucho la atención. Claro que no estamos hablando de un rostro como acordeón, sino que sólo de algunas líneas en los ojos o cuando sonríes, por lo que no dejes de cuidarte con cremas y de protegerte del sol.

En cuanto al carácter, también hay ciertas actitudes que a nosotras nos acomplejan mientras que a ellos les encantan. La timidez es una de ellas. A los hombres les genera ternura y curiosidad una chica que no se muestra extrovertidamente a la primera. La torpeza es otro atributo con el que puedes conquistar a un hombre, pues el que tenga que ayudarte, enseñarte o protegerte simplemente los cautiva.

pretenciosas.com