Actualización: Mié, 30 / Mar / 2011 1:14 pm
Miércoles, 30 / Mar / 2011

Consejo para hombres ¿En qué se fijan las mujeres?

Sinceramente, no tengo ni idea de lo que piensan y codician las mujeres cuando me las cruzo. Quiero gustarles, pero son tan diferentes entre sí.

Consejo para hombres ¿En qué se fijan las mujeres?
Por ello, un hombre toma el toro por los cuernos y va a preguntar directamente a la fuente . No sé si lo saben, pero en las revistas de moda masculinas, trabajan cantidad de mujeres. Ellas son las que tienen el gusto necesario para preparar la mayoría de nuestras producciones, saben lo que quieren y esa es la imagen que acabamos mostrando al mundo. Si existe un canon de belleza masculino es porque ellas lo han creado.

Sin más, cinco aspectos que hay que cuidar a la hora de enfrentarlas porque, no lo dudes, es en lo que más se fijan. No es fantasía, sino un estudio de mercado:

1. Las manos

Es como si me preguntan a mí qué me gusta de ellas y digo que los codos. En serio, ¿qué clase de fetiche raro es ese? ¿Y han de ser fuertes, firmes y callosas como las de un obrero que toma Coca Cola Light a las 11:00 a.m.? Pues lo cierto es que no. Me cuentan que tienen que estar limpias, cuidadas, con las uñas no mordidas, pero recortadas, aunque sin pasar por la manicura.

2. Sentido del humor

El 80% de las encuestadas solicitan que las hagan reír. (Les gusta la comedia, quién me lo iba a decir cuando llevé a la Yoli a ver ‘American Pie'). Y que rías. Más bien que sonrías. No vale con la estrategia de Eugenio, de tirar el chiste y hacerse el serio. Más matices: positividad y anécdotas ante todo ("Listos, pero que no se pasen de listos". Humor blanco, fino y seductor y nada de bromas de amigotes.

3. Zapatos

"Los zapatos son la parte fundamental de la vestimenta de un sujeto. Por ejemplo: ‘¡Ah, lleva unos Baly mitad deportivas, mitad zapato', y las conclusiones rápidas que saco son: ‘Es moderno a la par que tradicional. Se arriesga con el diseño pero en el fondo es un gran conservador, por lo que le gusta que seas lanzada a la par que recatada. Le gusta leer pero le aburre la literatura y los usa porque busca algo arreglado pero informal, sobre todo por si tiene que salir corriendo'. Claro que si lo que lleva son unos Church o Lotusse, lo que te está diciendo claramente es: ‘Soy consultor, banquero o abogado, me gustan los Mercedes, pero cuando salgo con mis amigos lo que quiero es un Mini, o, lo que es lo mismo, soy más de mi novia de toda la vida, salvo cuando no me ven, que soy más de la novia del de al lado. Eso por no entrar ya en si son de cordones o mocasines, porque ahí tenemos otro indicador que tiene que ver con si es cómodo o de los que les gustan tener las cosas bien atadas. Y esto si no atiendes al tamaño del pie. En efecto, el tamaño importa".

4. La ropa


La ropa que busca mi encantadora muestra es tirando a clásica. Se pirran por los trajes, pero no los exigen a diario, donde se contentan con el "arreglado pero informal" de toda la vida. Detestan, eso sí, todo indicio de metrosexualidad ("Que no se miren en el espejo más que yo") así como las prendas apretadas, con especial censura a los bañadores marcapaquetes. Esos los condenan con vehemencia.

5. La casa

Si va bien, la cosa acaba en casa. Se valora de manera especial en el hombre que no viva con sus padres, que tenga todo recogido y que no guarde revistas en el baño. Siguiendo con escatologías variadas, es menester que recarguemos el rollo de papel higiénico cada vez que aparezca ese huérfano y humillado cilindro de cartón marrón. Un cilindro de cartón marrón en el baño de uno les resulta tan antilujurioso.

Si de milagro desayunas con ella no olvides que tienes que ser capas de comer tostadas con la boca cerrada y sin hacer ruido, vas perdiendo y lo mejor es beber café a sorbos cortos.