Por: Redacción Vida y Estilo • Colombia.com

Ritual para despedir a un ser querido que ha fallecido

Si has perdido recientemente a un ser querido, realiza este poderoso ritual para despedirlo y ayudarlo a que no se pierda en su camino hacia el cielo o el mundo de los muertos.

Despedidas simbólicas: poderoso ritual para hacer tras la muerte de un ser querido. Foto: Shutterstock
Despedidas simbólicas: poderoso ritual para hacer tras la muerte de un ser querido. Foto: Shutterstock

Si has perdido recientemente a un ser querido, realiza este poderoso ritual para despedirlo y ayudarlo a que no se pierda en su camino hacia el cielo o el mundo de los muertos.

La muerte es una de las cosas más difíciles de asimilar para muchas personas, pues aunque todos sabemos que es la ley de la vida y que en algún momento pasaremos por ello, nadie está completamente preparado para perder a un ser querido, y asimilar que ya no va a estar físicamente en este mundo terrenal.

Además, para quienes así lo creen, se le suma la preocupación de que el alma de dicha persona realmente pueda llegar al lugar correcto, para algunos el cielo y para otros simplemente el mundo de los muertos, y que no se pierda en el camino o se quede estancada en el mundo de los vivos por algo que no la deja avanzar.

Es por esta razón que desde hace muchos años se llevan a cabo todo tipo de rituales fúnebres para despedir a alguien que ha fallecido y ayudarlo a que no se descarrile en su camino; hoy, de hecho, te enseñaremos uno de ellos con el que tú dejarás de retener en este mundo a ese ser y también harás que sea más sencillo continuar con tu propia vida.

¿Qué usarás?

  • Incienso
  • Música relajante
  • 1 vela blanca o rosada
  • 1 hoja blanca

Paso a paso

  • Lo primero que debes hacer es buscar un lugar en el que no haya mucho ruido, donde puedas estar completamente solo y donde no vayas a tener ningún tipo de interrupción para que la conexión con el más allá realmente pueda establecerse.
  • Para ambientar el espacio, pon música relajante o para meditar, además, enciende el incienso de tu preferencia y comienza a recorrer cada rincón de dicha habitación, solo así purificarás el ambiente y crearás un entorno de relajación que te favorecerá en tu concentración.
Enciende el incienso de tu preferencia y recorre cada rincón del lugar. Foto: Shutterstock
Enciende el incienso de tu preferencia y recorre cada rincón del lugar. Foto: Shutterstock
  • Enciende una vela de color blanco o rosado; la luz de la llama será la que te ayudará a comunicarte con esa persona y a recibir todas tus energías. Siéntate o acuéstate, como más cómodo te sientas, manteniendo tus ojos cerrados durante algunos minutos. Luego, empieza a abrirlos poco a poco, visualiza que estás frente a esa persona y que le manifiestas las razones por las que has decidido invocarla.
  • Aprovecha esta “charla” para decirle a ese individuo todo lo que no alcanzaste a decirle mientras estaba con vida, todo lo que te hace recordarlo, alertarlo sobre cuál es el camino que jamás deber perder, y hacerle sabe que tú estarás bien, e imagina todo lo que te diría a ti si en realidad estuviera presente.
  • Al terminar la conversación, despídete como más lo desees, imagina que le das un fuerte abrazo y que un manto de color rosado comienza a cubrirlos a los dos.
  • Para finalizar, abre suavemente los ojos liberando cualquier tipo de sentimiento, como el llanto; puedes escribir un último mensaje a esa persona en una hoja de papel, la cual después quemarás con la llama de la vela, y deja que esta última se consuma por completo.

Artículos Relacionados

+ Artículos