Por: Santiago Garay • Colombia.com

El hígado graso es una enfermedad silenciosa, aprende a reconocerla y como tratarla

El peligro del hígado graso es que es una enfermedad silenciosa, que muchas veces es detectada en un estado avanzado.

Es importante prevenir el hígado graso. Foto: Freepik
Es importante prevenir el hígado graso. Foto: Freepik

El peligro del hígado graso es que es una enfermedad silenciosa, que muchas veces es detectada en un estado avanzado.

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo, según el portal Medline plus, ayuda a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar las toxinas del cuerpo, que puede presentar una enfermedad conocida como hígado graso, que consiste en una afección por la acumulación de grasa.

Existen dos variantes de esta enfermedad, la primera es del hígado graso no alcohólico, que también se divide en dos categorías, el hígado graso simple, donde existe poca o ninguna inflamación en el órgano, que en general no es demasiado serio para causar algún tipo de daño.

Esteatosis hepática no alcohólica, es la segunda variante, es una condición más delicada por el alto nivel de grasa que puede inflamar el hígado dañando las células y desencadenando la posibilidad de padecer fibrosis que tiene como consecuencia el desarrollo de cirrosis o cáncer de hígado.

La enfermedad del hígado graso por alcohol, es el daño que se hace al órgano por el alto consumo de bebidas alcohólicas, las cuales en el proceso de descomposición no se eliminan del todo y los restantes crean sustancias dañinas que lo inflaman, dañando las células y debilitándolo, entrando en una primera etapa conocida como hepatopatía alcohólica, que de no tratarse termina en hepatitis alcohólica y cirrosis.

Aunque no se conoce la causa por la cual se genera la enfermedad, los investigadores indican en que personas puede ser más frecuente, entre los que se encuentran las personas con diabetes tipo 2, las personas con obesidad, presión arterial alta, los que padecen de infecciones como la hepatitis C, por el consumo de medicamentos como los corticoides y algunas medicinas contra el cáncer.

Además de influir factores como la edad, se puede presentar en niños, pero es más frecuente verla en personas de mediana o avanzada edad y también indican que es más frecuente en hispanos, seguidos por personas de tez blanca y es menos común en afrodescendientes.

Es una enfermedad que no presenta síntomas claros, es considerada una afección silenciosa, que tiene pocos o ningún síntoma, pero que puede llevar a la persona a sentirse cansada o presentar molestias en el lado superior derecho del abdomen.

Al no presentar síntomas, la enfermedad solo puede ser diagnosticada cuando el especialista detecta anomalías en resultados del hígado o de otros exámenes que presenten alteraciones, por lo cual se recomienda realizarse chequeos constantes para verificar el estado de salud.

Aún no existe medicamentos para tratar los males causados por los diferentes tipos de hígado graso, por lo que para tratarlo los médicos recomiendan un cambio de estilo de vida, en relación de la categoría no alcohólica, se recomienda la perdida de peso, cuando es por alcohol, es indispensable dejar de beber, antes de que avance la condición.

En el caso de una enfermedad avanzada, como en el caso de la cirrosis, se puede tratar por medio de medicamentos, cirugías u otros procedimientos médicos, pero cuando ya se conduce a una insuficiencia hepática, es posible que el único procedimiento sea el trasplante de hígado

Las principales recomendaciones para ayudar a mejorar el estado del hígado están relacionadas con una dieta saludable, limitando la sal y el azúcar, además de consumiendo una gran cantidad de frutas, verduras y granos, siempre acompañados por una rutina de ejercicios, siempre supervisado por un especialista.

Artículos Relacionados

+ Artículos