Por: Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com

New York y Chicago solicitan autorizaciones para que colombianos y otros inmigrantes indocumentados puedan trabajar

New York y Chicago solicitan autorizaciones para que colombianos y otros inmigrantes indocumentados puedan trabajar en beneficio de la economía de las regiones.

La falta de trabajo para indocumentados en New York y Chicago es un dolor de cabeza para muchos. Foto: Shutterstock
La falta de trabajo para indocumentados en New York y Chicago es un dolor de cabeza para muchos. Foto: Shutterstock

New York y Chicago solicitan autorizaciones para que colombianos y otros inmigrantes indocumentados puedan trabajar en beneficio de la economía de las regiones.

Estados Unidos vive una etapa en la que la lucha contra la migración ilegal es férrea en diferentes estados, pero existen otros, en los que los indocumentados representan una fuente muy importante y numerosa de trabajadores, por eso, las prohibiciones para que estos desarrollen labores es un gran problema para la productividad y el avance económico.

Varios estados se encuentran con algunos problemas legales para poder implementar leyes de inmigración, es el caso de Florida en el que la ley de inmigración del gobernador republicano Ron DeSantis prohíbe que los indocumentados trabajen, lo cual ha generado escasez en la mano de obra con su respectivo efecto negativo en la productividad y la economía.

Florida también espera criminalizar a quienes transporten indocumentados, pero este aparte legal fue bloqueado por un juez, escuchando argumentos como los de personas que dicen poder ser arrestadas porque transportaban a un indocumentado cuando este último podría ir a una cita con el médico o llevar a un niño al colegio.

New York y Chicago quieren trabajadores

Con una ley antiinmigrante en resolución en Florida, una ley SB-4 en Texas de gran polémica y el deseo de los estados de Oklahoma y Louisiana para no permitir que los indocumentados trabajen, en las ciudades de New York y Chicago se espera que se otorgue un permiso especial para que latinos indocumentados, entre ellos un buen número de colombianos, puedan trabajar en estos territorios.

Esta iniciativa es liderada por los alcaldes de la ´gran manzana´, Eric Adams, y el de la principal ciudad del estado de Illinois, Brandon Johnson, a quienes se unen cerca de 40 legisladores pertenecientes a los dos partidos tradicionales, quienes quieren que la economía y el desarrollo de importantes regiones del país no sufran traumatismos económicos por cuenta de las leyes antiinmigración.

Esta iniciativa, cobijada bajo la coalición ´Ciudades por la Acción C4A´ espera que se otorguen permisos a dos millones de inmigrantes indocumentados entre los que se encuentran mexicanos, colombianos, guatemaltecos, venezolanos, haitiano y nigerianos.