Por: Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com

Inmigrantes de Florida celebran decisión de juez que bloquea ley que criminalizaba el transporte de indocumentados

Los inmigrantes de Florida celebran decisión de juez que bloquea ley que criminalizaba el transporte de indocumentados y que ha afectado la economía local en sectores agrícola y turístico, entre otros.
 

El sueño americano para muchos latinos en Florida puede convertirse en una pesadilla. Foto: Shutterstock
El sueño americano para muchos latinos en Florida puede convertirse en una pesadilla. Foto: Shutterstock

Los inmigrantes de Florida celebran decisión de juez que bloquea ley que criminalizaba el transporte de indocumentados y que ha afectado la economía local en sectores agrícola y turístico, entre otros.
 

Ron De Santis, gobernador de Florida, firmó hace un año una ley que pretende disuadir el empleo de trabajadores indocumentados, pero también que tipifica como delito grave transportar personas en esta condición.

El transporte de indocumentados se agrava cuando quien lo hace sabe sobre su condición, por lo tanto, es consciente de ello, pero sin importar las leyes derogadas ejecuta la acción. 

Esta ley conocida como SB 1718 ha sido rechazada por los empleadores del estado, quienes han sufrido la falta de mano de obra para diferentes oficios, teniendo en cuenta que, la mayor parte de los trabajadores son indocumentados, lo que representa un bajón en la economía del estado.

Transportar a un inmigrante suena como participar activamente del tráfico de estos, pero, de acuerdo a diferentes experiencias y según la ley vigente en Florida, pueden ser arrestadas las personas que lleven en sus automóviles a personas cercanas y familiares a una cita médica, por citar un ejemplo.

La ley fue demandada en agosto de 2023 por grupos de migrantes, activistas y la Asociación de Trabajadores Agrícolas por considerar que pone en riesgo a miles de personas en Florida de ser arrestadas por presuntamente violar la ley con ejemplos como el expuesto anteriormente, pero, el juez federal del Distrito, Roy Altman, logró bloquear una parte de la ley.

El juez Altman logró que se bloquee el apartado que penaliza el transportar indocumentados, lo cual fue celebrado por los migrantes y sus defensores, y desde luego por sectores económicos del estado como el de la agricultura.

"Esta es una victoria muy necesaria para los floridanos. Durante demasiado tiempo, nuestro estado ha impuesto un aluvión de políticas antiinmigrantes que perjudican tanto a ciudadanos como a no ciudadanos", indicó el abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Florida, Amien Kacou.

Con la ley establecida en Florida los trabajadores indocumentados han tenido que trasladarse a otros estados para poder trabajar.