Por: Redacción Colombianos • Colombia.com

Kendall, la pequeña Colombia en la ciudad de Miami

Kendall, la pequeña Colombia en la ciudad de Miami. Colombia ha dejado impregnado su sabor en La Florida y son tantos los colombianos que habitan allí que un barrio en Miami es prácticamente una embajada nacional.

Kendall, en la calurosa Miami en la Florida, es uno de los lugares más colombianos de los Estados Unidos. Foto: Twitter @bash0929
Kendall, en la calurosa Miami en la Florida, es uno de los lugares más colombianos de los Estados Unidos. Foto: Twitter @bash0929

Kendall, la pequeña Colombia en la ciudad de Miami. Colombia ha dejado impregnado su sabor en La Florida y son tantos los colombianos que habitan allí que un barrio en Miami es prácticamente una embajada nacional.

Miami es conocida como la ciudad del sol y aunque muchos lo desconozcan no es la capital del estado de Florida, es Tallahassee, pero sí es su concentración urbana más numerosa, y tiene tantos habitantes originarios de Latinoamérica que el español es el idioma más hablado.

El nombre de la ciudad se debe a una tribu que habitaba la zona, los mayaimi, y también al río que la baña, junto con esta etnia indígena estas zonas pantanosas fueron asiento también de las familias Tequesta y Calusa.

La ciudad comenzó a vivir su gran apogeo desde la década de los años 20 del siglo pasado debido a que allí el clima y la escasa implementación de la prohibición del alcohol atrajeron a muchos estadounidenses y también a extranjeros, que con el paso de los años le dieron gran notoriedad al estado.

Miami es una amalgama de nacionalidades, pero los latinos definitivamente le han puesto el toque especial siendo los cubanos, por su cercanía con la península de la Florida, quienes se establecieron en mayoría, en especial después de la Revolución Cubana y ocupando el territorio conocido como Little Havana o pequeña Habana.

Nicaragua es otra colonia muy importante en la ciudad, los Nicas le han puesto su sello y sabor a la ciudad y el barrio de Sweetwater es muestra de su influencia, esta concentración es sinónimo de Nicaragua en Miami.

Colombia, la segunda colonia latina más grande también tiene su sello, porque Kendall es tan colombiana que se le conoce como la “Pequeña Colombia”, aquí todo sabe y se siente como en Colombia, los restaurantes, discotecas, bibliotecas, teatros, centros comerciales y hasta las bodegas tiene el acento colombiano, una babel en la que tienen cabida bogotanos, caleños, paisas, costeños, santandereanos, en fin, colombianos de punta a punta.

Cerca de 40.000 habitantes de origen colombiano viven en las áreas pertenecientes a Kendall, en el condado de Miami-Dale y su influencia es tan grande en la zona que tiene su propia Plaza, lógicamente llamada Plaza Colombia, de la misma forma como los cubanos tienen el Parque del Dominó en la pequeña Habana o los nicaragüenses su Plaza Rubén Darío.

Miles de colombianos llegaron a Kendall dejando atrás la difícil situación de los años 80 en un país con múltiples dificultades y se instalaron en la soleada ciudad para demostrar que con calor o con frío los colombianos no le huyen al trabajo y que su espíritu, alegría y carisma revientan cualquier termómetro.

Artículos Relacionados

+ Artículos