Por: Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com

Cerca de alambre de púas hace instalar el gobierno de Panamá en selva del Darién

Cerca de alambre de púas hace instalar el gobierno de Panamá en selva del Darién y desde el lado colombiano se advierte que una crisis humanitaria se originará pronto.

Con alambre de púas se quiere evitar que migrantes crucen por el Tapón del Darién. Foto: Pixabay
Con alambre de púas se quiere evitar que migrantes crucen por el Tapón del Darién. Foto: Pixabay

Cerca de alambre de púas hace instalar el gobierno de Panamá en selva del Darién y desde el lado colombiano se advierte que una crisis humanitaria se originará pronto.

Panamá se ha comprometido con el gobierno de los Estados Unidos a poner de su parte en la inmigración ilegal que parte desde el país canalero, concretamente desde el Tapón del Darién, y atravesando todo el subcontinente llega hasta México para cruzar la frontera con Norteamérica.

El mandatario panameño José Raúl Mulino prometió al gobierno de los Estados Unidos en el mismo momento en el que resultó ganador de las elecciones presidenciales que, se encargaría de ayudarle con el problema de la crisis migratoria que parte desde su territorio, recibiendo deportados, siempre y cuando, los vuelos fuesen pagados por la administración de Joe Biden.

Mulino se posesionó el pasado 1 de julio y tan solo 4 días después hizo que se instalaran muros de alambres de púas en varios sitios estratégicos del Tapón del Darién que son transitados por migrantes que quieren llegar e ingresar de manera ilegal a los Estados Unidos.

A través de cercas de 3 metros de altura y 80 metros de longitud, el gobierno panameño quiere evitar que buen número de migrantes crucen la selva panameña para continuar su viaje por Centroamérica para llegar hasta la frontera entre México y Estados Unidos y cruzar irregularmente.

El flujo migratorio a través del Tapón del Darién es muy alto y quienes inician su viaje en territorio panameño han esperado en territorio colombiano hasta que una lancha los conduzca al principio de un largo viaje en busca del sueño americano que para muchos ha sido un completo infierno.

La Defensoría del Pueblo de Colombia advirtió que la instalación de cercas con alambres de púas en el Darién panameño ocasionaría una grave crisis humanitaria en el lado colombiano porque haría que se represaran los migrantes y que se presentaran problemas de hambre y salubridad.

El estamento nacional ha elevado esta denuncia en la que insiste en que se violan los postulados del derecho internacional, por eso pide al gobierno departamental de Antioquia y al nacional que estén atentos a la situación.

Con apenas un par de días de la instalación de la cerca de alambre de púas, el número de migrantes irregulares no ha disminuido, pero muchos de ellos pueden resultar seriamente lesionados al tratar de sortear esta barrera calificada como inhumana.