Por: Juan Carlos Garcia Sierra • Colombia.com

Extranjeros no podrán ingresar a Portugal y solicitar un permiso de residencia

Los extranjeros no podrán ingresar a Portugal y solicitar un permiso de residencia. El gobierno de la nación lusa se alinea con la tendencia europea de tomar medidas contra la inmigración.

Portugal planea cerrar las puertas a buen número de extranjeros que quieren la residencia en su territorio. Foto: Shutterstock
Portugal planea cerrar las puertas a buen número de extranjeros que quieren la residencia en su territorio. Foto: Shutterstock

Los extranjeros no podrán ingresar a Portugal y solicitar un permiso de residencia. El gobierno de la nación lusa se alinea con la tendencia europea de tomar medidas contra la inmigración.

Las políticas contra la migración ilegal en Europa siguen endureciéndose en cada una de las naciones que componen el llamado viejo continente, y en Portugal se ha puesto fin a los lineamientos que permitían a los extranjeros arribar a la nación lusa y obtener allí un permiso de residencia.

Luis Montenegro, cabeza del gobierno de Portugal, ha hecho un anuncio en el que los extranjeros no quedarán bien parados porque limita enormemente su residencia en el país de la península ibérica.

El alto funcionario indicó que las facilidades que se otorgaban para que llegaran extranjeros y solicitaran y obtuvieran fácilmente permiso de residencia han terminado, por eso las solicitudes que se encuentran pendientes serán revisadas de manera minuciosa.

Actualmente, existen cerca de 400 mil solicitudes en estudio para residenciarse en Portugal, y serán detenidamente estudiadas, por lo que el anuncio de Montenegro podría hacer que se rechacen un buen número de estas.

Las elecciones para escoger el nuevo Parlamento Europeo están cerca y la consigna es la de endurecer las políticas de migración obedeciendo a una tendencia derechista en varios países que se han visto perjudicados por una inmigración desbordada.

Uno de los problemas que enfrenta Portugal es la escasez de mano de obra, pero para hacer frente a esta dificultad acelerará los visados para migrantes de habla portuguesa como Angola y Brasil.

Este anuncio, apoyado en la firma de leyes de migración, supone el fin de la posibilidad para que fácilmente un extranjero con visa de turista tramite la residencia legal en Portugal, porque para el gobierno de la nación, esto permitía la entrada masiva de extranjeros.

La Ley 23/2007 será modificada y esta regularizará el ingreso de extranjeros y las condiciones para la salida, estancia y expulsión de los mismos en Portugal, porque el Estatuto de Movilidad (Shengen) permitía a extranjeros con visa de residencia en el país luso permitía que estos se movieran sin problemas por países de la Unión Europea.