Por: Juan Carlos García Sierra • Colombia.com

Tatiana Apráez, joyera colombiana que conquistó a los japoneses con su técnica ancestral

Con la tradicional técnica de mopa-mopa o barniz de Pasto, Tatiana Apráez logró conquistar a un jurado japonés y obtuvo el primer puesto en la Bienal de Joyería en Japón, una de las reconocidas del mundo.

Tatiana Apráez plasma la técnica milenaria del barniz de Pasto en su producción joyera y artística. Foto: Youtube
Tatiana Apráez plasma la técnica milenaria del barniz de Pasto en su producción joyera y artística. Foto: Youtube

Con la tradicional técnica de mopa-mopa o barniz de Pasto, Tatiana Apráez logró conquistar a un jurado japonés y obtuvo el primer puesto en la Bienal de Joyería en Japón, una de las reconocidas del mundo.

Las ancestrales culturas que alguna vez habitaron nuestro país dejaron un gran legado y muchas de sus actividades se han mantenido por siglos, y en algunas de ellas plasmaron su sensibilidad y desarrollaron un talento potenciado por la riqueza de la naturaleza y la capacidad y el talento de sus mentes y manos.

Nuestros ancestros se destacaron en la orfebrería y en la elaboración de joyas que ofrecieron a la hermosa tierra a la que adoraban y cuidaban, y si estuvieran con nosotros, seguramente admirarían que su legado se haya mantenido perdurando con el tiempo, pero también se sentirían inmensamente tristes por el daño que le hemos hecho a la tierra.

Una colombiana impregnada de la mística milenaria de nuestros ancestros encontró una especial conexión con la orfebrería, algo espiritual y de profundo amor y sensibilidad, que la he llevado a crear verdaderas obras de arte.

Tatiana Apráez es una joyera nariñense que logró ganarse la admiración de un jurado al conquistar la Bienal de Joyería en Japón, gracias a que usó una técnica artística que se ha mantenido viva por siglos: el afamado y hermoso barniz de Pasto.

La talentosa joyera nariñense se impuso a más de 300 participantes y su obra estará expuesta en el Museo de Arte Metropolitano de Tokio hasta el próximo 13 de junio.

Esta talentosa joyera colombiana tiene más de 20 años de experiencia en su exigente campo y utiliza para la creación de sus bellas obras materiales como el oro, la plata y resinas 3D.

Tatiana Apráez se concentró desde hace 18 años en estudiar y aprender, para luego plasmar y difundir en sus creaciones, la técnica Mopa-Mopa, muy popular y tradicional de los departamentos de Nariño y Putumayo declarada por la Unesco como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La técnica que enaltece la joyera nariñense cuenta con más de 2.000 años de historia y los españoles llegados a lo que hoy corresponde al departamento de Nariño vieron que los indígenas Quillacingas realizaban creaciones artísticas con esta técnica, a la que compararon con la loza china.

El mopa-mopa es un árbol cuyos frutos son utilizados para obtener de ellos el barniz con el que plasman su sensibilidad y talento en diferentes objetos para la vida diaria, pero con un carácter artístico supremo.

La joyera nariñense quiere convertir lo local en universal y para ello cuenta con la rica y majestuosa tradición artística de su departament , la cual, sin duda, enaltecen su nombre como artista, pero especialmente, la convierten en una embajadora colombiana que hace patria dando a conocer la inspiración que por siglos ha guiado la vida de los colombianos.

Artículos Relacionados

+ Artículos