liga colombiana

Por: Alejandro Archila • Colombia.com

La historia de Inés, la hincha de Independiente Santa Fe que se robó el corazón de los aficionados al fútbol

La seguidora se dio a conocer por el sentido homenaje que le hizo su compañero de vida en El Campín.

Inés la hincha de Santa Fe que acompaña al equipo desde el cielo. Foto: Twitter @Theo_Gonzalez
Inés la hincha de Santa Fe que acompaña al equipo desde el cielo. Foto: Twitter @Theo_Gonzalez

La seguidora se dio a conocer por el sentido homenaje que le hizo su compañero de vida en El Campín.

Hace un par de días las redes sociales se inundaron con un video que le dio la vuelta al mundo, pues en él se ve como un señor lleva un afiche de su esposa, que lastimosamente falleció, lo pega en una silla del estadio, lo besa y se deja ver conmovido.

Él es Jairo Dueñas, un hombre aficionado a Independiente Santa Fe, hincha hasta la muerte, de esos que siempre van al estadio, y es que a Jairo ya no se le ve igual, pues desde el pasado mes de marzo su compañera Inés partió de este mundo, dejando un vacío inexplicable en él.

El Campín era su segunda casa, así lo contó Jairo quien habló con Theo Gonzales, periodista de ESPN, al que le abrió su corazón y le narró la historia de vida con sus dos amores, Inés y Santa Fe.

Ambos abonados al club bogotano, siempre se ubicaban en la tribuna Occidental Platea, fila Y, asientos 135 y 136, este último el de la gran mujer.

Foto: Twitter @Theo_Gonzalez
Foto: Twitter @Theo_Gonzalez

En los últimos 5 años la vida de ambos cambió, pues como un golpe en el corazón, parecido al que le propinó Millonarios en la final del 2017 a los hinchas de Santa Fe, a Inés la diagnosticaron con Parálisis Supranuclear Progresiva, una enfermedad que no cuenta con tratamiento y es un antídoto contra la vida.

Jairo e Inés compartieron sus vidas durante 34 años, se conocieron cuando ella era su profesora de filosofía y el su alumno.

A todo esto, Jairo afirma que Santa Fe era una cura para el alma, que no importaba el clima, la hora o lo que sucediera, ellos siempre estaban allí y el momento en el que el estadio coreaba “poropopo poropopo el que no salte no es del león”, ella comenzaba a mover su cuerpo, algo que según él no era un milagro, era vida.

Inés dejó este mundo el 26 de marzo de 2021 y desde aquel momento ella sigue viva en su compañero, pues el afirma que el quedo con su luz, sus enseñanzas y su manera de ver el mundo.

Le costó tomar la decisión de volver al estadio, pues sabía que eso no iba a ser fácil, pero su hermano lo animó y ocurrió lo que ya todos conocemos, el sentido homenaje.

Ahora Jairo busca que el 26 de marzo sea el día en el que se conmemoren a los hinchas, familiares y amigos que ya no están con nosotros, pero que nos siguen acompañando y alentando de una manera distinta.

Con respecto a su lugar en El Campín, él afirma que se seguirá abonando y también seguirá adquiriendo el abono de la silla 136, pues no es capaz de ver como otra persona se pueda sentar en el lugar que ocupó el amor de su vida en los últimos años.

Artículos Relacionados

+ Artículos