Colombia.com Bogotá Jueves, 20 / Jun / 2013

Los alimentos procesados y sus ingredientes son seguros

¿Sabe usted, con certeza, si lo que come diariamente es seguro? La inmensa mayoría de personas desconoce el origen y el tratamiento de los productos que lleva a su mesa, porque confían en el sistema que vigila las normas de manufactura que pesan sobre empresas y productores.

  • Los alimentos procesados y sus ingredientes son seguros
  • Los alimentos procesados y sus ingredientes son seguros
A esas reglas se les conoce como el Codex Alimentario y comprende una serie de puntos sobre cultivo, higiene y procesamiento de productos naturales, orgánicos y artificiales. El cuadro que se muestra a continuación describe las diferencias entre ellos.

La Administración Estadounidense de Alimentos y Medicinas (FDA por sus siglas en inglés) no distingue entre alimentos “buenos o malos”, sino entre prácticas de tratamiento y almacenamiento y aquellas que operan fuera de la ley y que ponen en riesgo la salud de los consumidores.

La nutricionista colombiana, Consuelo Pardo, destaca que estas normas aplican igual para los productos naturales como para los procesados o artificiales, “un alimento no inocuo, puede rápidamente infectar o contaminar a la comunidad, manifestando estados de enfermedad que pueden pasar a ser una epidemia”.

La FDA concuerda en su Manual de Buenas Prácticas 2013 que “la entrega de alimentos seguros a la mesa es la culminación del trabajo de muchas personas. Los productores, transportistas, procesadores, distribuidores, manipuladores y muchas otras personas que realizan acciones diarias que pueden afectar la seguridad de nuestros alimentos. El reto está en que todos los componentes de esta cadena cumplan sus acciones de la mejor manera”.

Los aditivos son seguros para su salud

Desde siempre el ser humano ha querido preservar alimentos como granos, semillas, harinas, carnes, frutas y bebidas para su ingesta diaria. Sin embargo, en los últimos años han surgido algunos señalamientos sin base científica contra los aditivos que tienen algunos alimentos, naturales y artificiales, para alargar su posible consumo.

En la mayoría de casos, los productos que contienen aditivos alimentarios cuentan con una excelente calidad nutricional y fitosanitaria. No son perjudiciales para la salud y deben ser usados dentro de los niveles aprobados por las agencias reguladoras alrededor del mundo, como la FDA y los Ministerios de Salud de cada país.

Cada vez que usted visita un supermercado o algún local comercial, se topará con que un gran porcentaje de alimentos que hay en supermercados y tiendas, contienen algún tipo de ingrediente elaborado por el hombre, que probablemente ayuda a que los productos se vean y huelan mejor, además contribuyen a mantener sus propiedades por más tiempo.

¿Cuál es su responsabilidad?

Si sobre usted recae la responsabilidad de preparar o comprar los alimentos para consumo propio o de otras personas, preste atención porque lo que usted haga o descuide podría garantizarle su salud y la de sus seres queridos.

“Una preparación, cocción o almacenamiento inadecuados de un alimento, son las principales causas para la aparición de las bacterias en cualquier plato de comida, que comienzan a multiplicarse y hacen que el consumo del alimento sea peligroso para la salud”, destaca Pardo.

El hecho de que sea natural u orgánico, como primera clasificación, no es sinónimo de que son seguros, igual deben pasar por una serie de parámetros para tener la certeza de que son inocuos. “Debido a que muchos alimentos provienen del campo y comenzaron el viaje a su puerta desde días antes, pueden contener microorganismos. Algunos de estos organismos son patógenos que significa que en las condiciones adecuadas y en los números correctos, pueden hacer que alguien que los coma se enferme”, explica el Manual de la FDA.

El cuadro que se muestra abajo describe algunas acciones que usted debe aplicar con frecuencia en su hogar para garantizar que su refrigeradora y alacena se conviertan en espacios seguros para los productos, ya sean naturales o procesados.

Tabla Alimentos 2.jpgEn cuanto a la segunda clasificación, es importante que aprenda a leer en las etiquetas las instrucciones de consumo de los alimentos procesados y envasados, así como su fecha de caducidad, las condiciones en las que se debe mantener y hasta su forma de cocinarlos, para mantener activas las normas básicas de higiene y seguridad.

“La preservación de alimentos inocuos implica la adopción de metodologías que permitan identificar y evaluar los potenciales peligros de contaminación de los alimentos en el lugar que se producen o se consumen, así como la posibilidad de medir el impacto que una enfermedad transmitida por un alimento contaminado puede causar a la salud humana”, recalcó Pardo.

Conozca más sobre los alimentos que lleva a su mesa, sea parte activa del proceso de mantenimiento de los productos y disfrute.