Colombia.com Bogotá Lunes, 09 / Sep / 2013

The Gordon Highlanders destaca la vigencia de la tradición Escocesa

 La copa de la bondad hace parte de uno de los rituales escoceses más tradicionales a la hora de tomar whisky.

  • The Gordon Highlanders destaca la vigencia de la tradición Escocesa
  • The Gordon Highlanders destaca la vigencia de la tradición Escocesa
  • The Gordon Highlanders destaca la vigencia de la tradición Escocesa
Desde las altas montañas de Escocia viene una de las bebidas más famosas de las ceremonias, fiestas y reuniones que congregan a los círculos sociales más premium en todo el mundo. El whisky es una bebida que se sirve en un vaso tumbler corto, ideal para percibir la variedad de aromas de la bebida. Un vaso con una boca de diámetro casi igual de largo a su altura, que proporciona el espacio perfecto para dos o tres cubos de hielo.

Sin embargo hoy lo beben de diferentes formas, puro, con hielo o con agua.
Lo que no sabemos del whisky es que a pesar de que la historia de su origen es incierta, sí hacía parte de un ritual tradicional escocés muy popular. El whisky se servía en un Quaich, una taza baja inspirada en las copas de plata de dos asas planas que usaban en Inglaterra y Países Bajos en el Siglo XVII, a la que llamaban La copa de la bondad. 

El Quaich lo usaban tradicionalmente en los hogares de Escocia para servir un whisky que se les ofrecía a personas que visitaran la casa por primera vez, o a las que llegaran de un viaje largo como gesto de cordialidad. Un whisky servido en el Quaich, era símbolo de bienvenida, amabilidad y hermandad.

El ritual que rodea el Quaich es sólo parte de un rico tapiz del folklore y de la sabiduría que rodea el consumo de whisky escocés. Este recipiente con dos asas planas sigue vigente en la cultura escocesa. Ya no lo fabrican solamente en madera, sino también en piedra, latón, estaño, cuerno, y plata. 

Hoy lo utilizan en los matrimonios, para que en vez de cruzar las copas como lo practican en la cultura occidental, lo usan para que los novios puedan compartir de la misma copa simbolizando el amor y la confianza que compartirán por el resto de su vida en pareja. Los bautizos son también un espacio donde el Quaich de madera no ha perdido protagonismo. Es un regalo muy popular en esta ceremonia que se ha convertido en sinónimo de bautizo y nacimiento, catalogándose como la bebida del retoño. 

La cultura de Escocia se caracteriza por ser una de las pocas que aun conservan rasgos de su historia y sus antepasados. No se ha homogenizado como la mayoría de culturas en todo el mundo, y hoy en día prevalece con elementos tan representativos como el Quaich. Hoy El whisky escocés The Gordon Highlanders, como símbolo de ésta predominante cultura, destaca la vigencia de sus tradiciones.

Este whisky escocés contiene un número selecto de las maltas Speyside, una de las regiones de Escocia caracterizada por la producción de los más prestigiosos whiskies. Es madurado en barriles de roble, especialmente seleccionados y finalizado en toneles de roble portugués para un añejamiento extra que le da a la mezcla el color dorado y el rico sabor que lo caracterizan.

Con información Oficina de Prensa.