Colombia.com Bogotá Viernes, 20 / Dic / 2013

Cima Kids por una navidad más verde

En las festividades navideñas se desechan hasta un 40% de los alimentos producidos y se generan dos kilos más de basura al día por persona. A cuatro meses de celebrarse en Colombia  la Cumbre Internacional del Medio Ambiente, le damos algunos consejos para tener una navidad más verde.

Cima Kids por una navidad más verde
Cima Kids por una navidad más verde

Navidad es la época del año donde se rememora el nacimiento de Jesucristo, un momento en que las sonrisas, el perdón y la esperanza vuelven a los hogares. Esta fiesta se demuestra arreglando el árbol de navidad y decorando las calles de todas partes del mundo con miles de bombillos. En Colombia, la Navidad empieza con la tradicional novena alrededor del pesebre, donde se hacen peticiones y compromisos para el próximo año; se prepara deliciosos platos que se comparten con la familia y los amigos, se demuestra los mejores sentimientos y se hacen largas filas para comprar los regalos.

Pero, ¿qué efectos trae nuestra celebración en el medio ambiente?, La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que un tercio de la producción alimentaria mundial para consumo humano se pierde o se desecha, es decir, unos 1,3 billones de toneladas. Esto se debe a que, durante las fiestas navideñas, se desecha hasta un 40% de los alimentos producidos y se generan dos kilos más de basura al día por persona, de los que la mitad son envoltorios y embalajes, según Ecologistas en Acción; el 6% de los residuos urbanos provienen de juguetes y electrodomésticos. El consumo de energía en las grandes ciudades durante la época navideña se incrementa hasta en un 20% por el uso de bombillas que se quedan encendidas hasta entrada la noche emitiendo gas carbónico que contamina el ambiente.

Algunas familias conservan la tradición de poner musgo dentro de sus pesebres para que luzcan más naturales, pero existen otras opciones más ecológicas ya que el musgo está en vía de extinción; tenga cuidado con los elementos que utiliza a la hora de ser creativo en la construcción de su pesebre, porque actualmente existen multas por la extracción o venta ilegal del mismo. Recuerde también que el uso de sprays de nieve es nocivo porque contiene CFC o clorofluocarbonos tóxicos que destruyen la capa de ozono y no vienen en envases reciclables.

Ser comprador compulsivo tampoco ayuda al bienestar del medio ambiente. Un estudio realizado por la empresa Deloitte  sobre los hábitos de consumo de los latinoamericanos, en el que entrevistaron a 3.250 personas de países como Brasil, Perú, México, Argentina, Colombia y Chile llegó a la conclusión de que el 67% de los consumidores  latinoamericanos aspira gastar más o lo mismo que la navidad pasada. Además, cada uno de ellos piensa comprar 7,8 regalos, cuyo gasto total ascenderá a aproximadamente US$ 307.35, un alza de 13% respecto del año anterior. Por otro lado, el 45% de estos consumidores piensa utilizar su prima en compras navideñas.

Gustavo Manrique, presidente de la Cumbre Internacional del Medio Ambiente para niños y jóvenes, CIMA Kids, que se realizará por primera vez en Colombia en abril de 2014, invita a no olvidar el medio ambiente en Navidad: “es importante celebrar las fiestas navideñas pero sin olvidar el compromiso con el cuidado de nuestro ecosistema, el cual debemos preservarlo; pues es el mejor regalo que le podemos dejar a nuestros hijos quienes están generando acciones para cuidar el planeta. Esta es una muestra de que el compromiso ambiental es de toda la familia y que se puede vivir la navidad, pero siendo amable con el medio ambiente”.

Aprovechando la temporada, Gustavo Manrique da algunas claves para tener una navidad ecológica:

1.Luces navideñas: Instalar un medidor de tiempo en las luces para que se apague a una hora determinada o poner a funcionar las luces hasta las 10 u 11 de la noche, hora en la cual la gente se acuesta a dormir.

2.Árbol: Se puede decorar con materiales reciclados y convertirse en una excelente experiencia en familia.

3.Reutilizar el papel: Cuando reciba los regalos guarde el papel regalo y úselo en otra ocasión para que así vaya reciclando papel o, si quiere ser más creativo, tome una caja de zapatos y utilice su imaginación algunas crayolas y pegamento para crear una hermosa envoltura para su regalo.

4.Los regalos: Hacer o buscar regalos que tengan un significado especial y que se hagan con materiales reciclables.

Poniendo en práctica estos sencillos pasos podemos ayudar a salvar el planeta y disfrutar de una verde navidad.

“Enseñar a nuestros niños y jóvenes el cuidado del medio ambiente es el mejor legado que podemos dejarle para cambiar los hábitos que están en contra de la preservación del planeta”, así lo asegura Gustavo Manrique, quien espera contar con la participación de los colombianos en el cuidado del medio ambiente, no solo en la realización de la Cumbre Internacional del Medio Ambiente en Bucaramanga del 23 al 27 de abril, sino en todas las épocas y fiestas del año. Todo para tener una feliz navidad y estar en armonía con el planeta.