Colombia.com Bogotá Jueves, 25 / Ago / 2011

Gastronomía y rumba en Islamorada, la nueva apuesta de Andrés Cepeda en Sopó

El artista bogotano apuesta en Grande para este 2011. Decidió alternar su carrera musical con los negocios y junto con Brian Pinero, socio estadounidense. 

  • Gastronomía y rumba en Islamorada, la nueva apuesta de Andrés Cepeda en Sopó

    Islamorada

  • Gastronomía y rumba en Islamorada, la nueva apuesta de Andrés Cepeda en Sopó

    Islamorada

  • Gastronomía y rumba en Islamorada, la nueva apuesta de Andrés Cepeda en Sopó

    Islamorada

  • Gastronomía y rumba en Islamorada, la nueva apuesta de Andrés Cepeda en Sopó

    Islamorada

  • Gastronomía y rumba en Islamorada, la nueva apuesta de Andrés Cepeda en Sopó

    Islamorada

Islamorada fusiona de manera armónica la naturaleza y la gastronomía, que mezcla los sabores de la cocina cubana,  colombiana y de los cayos de la Florida. 

Es la primera fase de un gran proyecto que contempla la construcción de un hotel 5 estrellas y un centro de convenciones. www.islamorada.com.co En Sopó (Cundinamarca) comenzó la nueva apuesta en grande de Andrés Cepeda en una faceta hasta ahora desconocida, la de empresario.

Islamorada es el nuevo proyecto que combina la mejor gastronomía y la rumba en un restaurante ubicado en medio del mejor paisaje natural de la Sabana de Bogotá.  El nuevo restaurante, una perfecta armonía entre naturaleza y gastronomía, es ‘un sueño hecho realidad’ gracias al apoyo de su socio Brian Pinero, estadounidense.

Para Cepeda, este nuevo proyecto se constituye en un verdadero desafío, ya que el objetivo es convertir este lugar “en referente del mercado de restaurantes en la Sabana de Bogotá para el público nacional y extranjero”. 

El restaurante tiene capacidad para 420 personas sentadas y 1.000 personas de pie, para eventos especiales como conciertos. Cuenta con un salón de dos niveles, en el que se destaca la arquitectura campestre y la utilización de materiales como la guadua, el barro y la madera.

Está localizado en una montaña con vista al valle, lo que lo convierte en un lugar fascinante en el que la naturaleza es la protagonista principal. En la zona exterior un espejo de agua, grandes jardines y un parque infantil serán las principales atracciones de los comensales.  

 “El restaurante es la primera fase de un gran proyecto que requiere inversiones de más de 100.000 millones de pesos y que tenemos contemplado sea una realidad dentro de unos cinco años”, sostiene Piñero. El restaurante tiene 1.400 metros cuadrados de área construida y está ubicado en una finca de 83.000 metros cuadrados, en la que Cepeda y Piñero planean construir en un futuro un hotel cinco estrellas de 200 habitaciones, spa, piscinas y canchas de tenis, entre otros, y un centro de convenciones. 

 El nuevo proyecto contribuye al desarrollo económico de esta región de la Sabana de Bogotá, pues sólo Islamorada generará 60 empleos directos y más de 300 indirectos, donde el 80 por ciento de los empleados son habitantes de Sopó (Cundinamarca).   

 A deleitar el paladar La propuesta gastronómica de Islamorada es amplia y combina Los sabores de la cocina cubana, la cocina colombiana y la de los cayos de la Florida (Estados Unidos).   Esta fusión de sabores es resultado de la experiencia de Piñero con este tipo de cocina, ya que su familia es reconocida por sus restaurantes en lugares como Washington D.C., Virginia, Maryland, y la Florida, donde tienen un establecimiento bajo el nombre Islamorada, nombre de un cayo ubicado en la Florida que se destaca como el mejor lugar de pesca en el mundo.  

El chef colombiano David Espinosa será el encargado de deleitar a los visitantes, gracias a su experiencia en importantes restaurantes de Argentina y Colombia. Comenta  que en los platos fuertes la idea es innovar ofreciendo productos a la parrilla con el punto de aroma característico de Isla Morada.

Entre las carnes y los pescados sobresale la tipo Angus, la trucha y el Mahi-Mahi, un pescado que exporta Colombia, no muy común en restaurantes colombianos) y que será una de las especialidades del restaurante. En cuanto a precios, éstos oscilan entre 7.000 pesos y 25.000 pesos, las entradas. Los platos fuertes, en tanto, van desde los 24.000 pesos hasta los 42.000 pesos.  

La Rumba, el otro espectáculoIsla Morada no solamente responde a los más exigentes paladares con la mejor gastronomía. La música y la rumba serán también protagonistas. Bajo la dirección musical del cubano Dayan Díaz,  los visitantes podrán disfrutar de una rumba sin igual.

“El escenario siempre contará con artistas especiales, tanto nacionales como internacionales, y una banda de nueve músicos (2 cantantes y 7 músicos) quienes deleitarán al público con éxitos musicales de géneros como rock, pop, salsa y merengue, entre otros”, comenta Díaz. Puntualiza que el objetivo es lograr una música exquisita, es decir, bien hecha y que los visitantes tengan la oportunidad de escuchar música bien tocada y cantada.


Todos los viernes y sábados se presentarán reconocidos grupos nacionales e internacionales y habrá show de luces y discjockey.


La carta también incluye los mejores licores nacionales e internacionales, entre ellos cócteles y toda la variedad de mojitos (mojito clásico, mojito de coco y mojito de maracuyá), que van desde 16.000 pesos hasta 28.000 pesos.


Así las cosas, Islamorada  se convertirá en un ícono de gastronomía y rumba en Colombia, con el liderazgo de Cepeda y Pinero, quienes unieron la inquietud por desarrollar una faceta empresarial y la experiencia en el mercado.