Actualización: Vie, 28 / Sep / 2018 11:42 am
Viernes, 28 / Sep / 2018

Día Internacional Sordera: ¿Qué hacer frente a esta condición?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 466 millones de personas en el mundo padecen de pérdida auditiva discapacitante, de las cuales 34 millones son niños.

Día Internacional Sordera: ¿Qué hacer frente a esta condición?
La pérdida de audición mejora gracias a la detección temprana. Foto: Pixabay

Mantener una salud auditiva óptima es fundamental en la comunicación humana, porque permite el desarrollo del lenguaje y la adquisición de conocimiento. Además, la audición permite el desarrollo del ser humano en diversas facetas como la cultural, lingüística, social, personal y del pensamiento. Sin embargo, de acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, alrededor de 7 millones de colombianos viven con algún tipo de pérdida de audición, lo que equivale al 17% de la población.

Te puede interesar: Día Internacional de la Sordera: ¿Qué es la enfermedad hipoacusia?

La sordera es una condición que puede ser parcial (hipoacusia) o total (cófosis) y afecta la comunicación e interacción de quien la padece con el ambiente que lo rodea, teniendo implicaciones en su desarrollo social, emocional y profesional. En el mundo 466 millones de personas padecen de pérdida de audición discapacitante; es decir, tienen complicaciones para escuchar correctamente por los dos oídos, afectando el desarrollo de actividades diarias como el estudio o el trabajo.

En Colombia los casos de daños de oído, pérdida de audición y sordera son considerados como un problema de salud pública, porque van en aumento y pueden ser discapacitantes. De hecho, el futuro de la salud auditiva de la población global preocupa a expertos en Colombia y el resto del mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1100 millones de jóvenes entre los 12 y 35 años están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos.

A pesar del creciente riesgo para el desarrollo de pérdidas de audición en Colombia, propio de los hábitos modernos, cifras oficiales señalan que solamente tres de cada diez pacientes acuden al especialista en el país[viii]. El Dr. Jorge Almario, otólogo y asesor clínico de Cochlear, asegura que: “todas las personas deben tener, al menos, una cita anual con un especialista de audición, porque, aunque la aparición de una pérdida auditiva es más común en niños de 1 a 5 años o en etapa escolar y adultos mayores de 45 años, los problemas en el oído pueden aparecer a cualquier edad, ya que las causas son muy variadas”.

El Especialista continúa explicando que las pérdidas auditivas pueden ser:

- Congénitas: producto de causas genéticas, complicaciones en el embarazo o en el parto por infecciones, malos procedimientos y bajo peso del menor.

- Adquiridas: provocadas por infecciones, enfermedades, medicamentos ototóxicos, golpes, alta exposición al ruido, obstrucción del canal auditivo por cerumen o cuerpos extraños y envejecimiento.

El psicoterapeuta Juan Carlos Katamuskay desarrolló una pérdida de audición producto del consumo de antibióticos muy fuertes en su adolescencia. “Tenía 28 años y estaba en clase en la Universidad, el profesor nos pidió salir del salón para hacer una actividad en el patio. Mis compañeros y yo caminamos hacia ese lugar, pero al llegar me di cuenta de que no escuchaba nada. Fue una pérdida de audición súbita”, comentó.

“Las pérdidas de audición congénitas y adquiridas pueden ser tratadas para recuperar la capacidad auditiva. El desarrollo tecnológico nos permite contar con alternativas para tratar diversos tipos de hipoacusia como audífonos, implantes cocleares e implantes osteointegrados”, comentó el Dr. Santiago Hernández, otólogo en la Clínica Marly en Bogotá y miembro de la Asociación Colombiana de Otología y Neurotología. “La atención de la pérdida de audición con implantes auditivos es un tratamiento costo-efectivo para la sociedad porque permite que el paciente desarrolle una vida normal”.

Las consecuencias de no atender las pérdidas auditivas con especialistas pueden repercutir negativamente en la vida de las personas que las padecen. Constanza Acevedo, Presidente de la Fundación ECO de Padres a Padres y docente de la Escuela Colombiana de Rehabilitación, sostiene que: “en adultos las pérdidas de audición pueden generar dependencia de otros familiares para el desarrollo de actividades comunes, así como la exclusión del sistema laboral. Mientras que las pérdidas auditivas en los niños pueden reflejarse en falta de atención y retraso en el desarrollo del lenguaje oral, factores que van a dificultar su educación en la escuela y su desarrollo social y cognitivo”.

Los expertos concuerdan en afirmar que padres y maestros deben estar muy atentos a la salud auditiva de los niños en cada etapa de su infancia para detectar pérdidas auditivas a tiempo. “Cuando mi hijo tenía un par de meses me di cuenta de que algo no estaba bien y lo llevé al pediatra, él me dijo que debía esperar un poco para determinar si él escuchaba bien; pero yo sabía que debía actuar pronto, así que visité otros especialistas y finalmente, a los 10 meses de nacido supe que Luca no escuchaba por ninguno de sus dos oídos”, cuenta Alexandra Soleiman -madre de Luca, de 5 años y usuario de implantes cocleares.

Con el objetivo de recalcar la importancia del cuidado de la salud auditiva, la detección temprana de las pérdidas de audición, su tratamiento y la rehabilitación de los pacientes con la condición, la Escuela Colombiana de Rehabilitación -ECR-, la Fundación ECO de Padres a Padres y Cochlear se unieron para organizar el conversatorio Escuchar sin límites el 26 de septiembre. La actividad contó con la intervención de pacientes que, aunque tuvieron pérdidas auditivas por distintas razones, hoy pueden escuchar y comunicarse normalmente.

Según explica la fonoaudióloga y rectora de la Escuela Colombiana de Rehabilitación, Clara Patricia Giraldo, las limitaciones que genera una pérdida auditiva no solo recaen en la sensibilidad para escuchar, sino que “existe una pérdida en la competencia comunicativa -entendida ésta como un fenómeno complejo, de naturaleza social y cultural- que a la postre determina el desarrollo y potencial humano y se convierte en un determinante en su calidad de vida”.   Adicionalmente, Giraldo precisa que las alteraciones auditivo-comunicativas están afectando cada vez más a personas en edad productiva, por lo que se debe generar concienciación a la población en general sobre la salud auditiva.

“Todos debemos tener en cuenta que no atender las pérdidas auditivas puede aislar a las personas de la realidad y generar retrasos en su desenvolvimiento a cualquier edad. El proceso de rehabilitación de los pacientes con pérdida de audición es tan importante como la detección y tratamiento”, aseguró María Piedad Núñez, especialista clínica de Cochlear.

El equipo detrás de la rehabilitación de una persona con pérdida de audición está conformado por varios profesionales, como especialistas médicos, fonoaudiólogos y audiólogos, psicólogos y trabajadores sociales. Acevedo añadió que “en este proceso también es clave el apoyo de la familia, los profesores en el colegio y todas las personas que rodean al paciente con pérdida de audición usuario de un implante coclear u osteointegrado”.

El Dr. Almario agregó que las tecnologías para atender pérdidas de audición benefician a los pacientes, sus familias, la sociedad y el sistema de salud. “Los usuarios del implante auditivo pueden mantener una excelente calidad de vida y desarrollar todo su potencial. En el caso de los niños, con la rehabilitación, podrán desarrollar el lenguaje oral y mantener la misma evolución que los niños oyentes. Por otra parte, los adultos que perdieron la audición en algún momento de su vida tienen la posibilidad de recuperar este sentido, retomar sus trabajos y fortalecer su confianza y desarrollo social. La intervención con el implante coclear tiene un impacto que se extiende por toda la vida del usuario, si se mantienen los controles y cuidados de rigor”.

Tanto Katamuskay, usuario de implante coclear, como Alexandra Soleiman coinciden en señalar que la rehabilitación posterior a la intervención quirúrgica es fundamental para los usuarios de dispositivos de ayuda auditiva. Acevedo aseguró que “los profesionales en rehabilitación siempre estamos prestos para ayudar. Nuestro deseo es que, sin importar su edad o condición, todos los colombianos puedan escuchar sin límites, disfrutar de los sonidos, cumplir sus sueños y conectarse con el mundo que los rodea”.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Sordera, la campaña “¡Dos oídos son mejor que uno!” recuerda que el tratamiento de la pérdida de audición siempre será más efectivo si la condición se detecta de manera temprana e invita a los colombianos a cuidar su salud auditiva y consultar con su especialista de audición si presenta señales de alerta.

Te puede interesar: 

 

Debes tener presente que dormir demasiado tampoco es bueno y tiene sus propios riesgos para la salud

Posted by Colombia.com on Monday, February 19, 2018